Legisladores de la oposición con carteles en mano afirman que en 2019 hubo fraude electoral. (Foto: Jorge Mamani)

• Romina Montoya /

Con el informe que brindó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, al pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) cayó en saco roto la versión de la oposición de un supuesto fraude electoral en 2019, manifestó el presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez.

La autoridad legislativa explicó que los ministros de Justicia, Iván Lima, y de Gobierno, Eduardo del Castillo, demandaron en su momento que los parlamentarios de la agrupación política Creemos demuestren que existió fraude electoral, pero no lo hicieron, sino al contrario desviaron los pliegos interpelatorios con otras preguntas.

“El Ministro de Gobierno pidió que presenten pruebas contundentes sobre el supuesto fraude electoral y proposiciones acusatorias si ellos no están de acuerdo con la gestión de Jeanine Añez por la megacorrupción y el daño económico que ocasionaron al Estado, pero no lo hicieron, por tanto no hay una versión que sustente su afirmación”, aseguró.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, afirmó que los legisladores de Creemos no tuvieron argumento alguno para demostrar el fraude electoral, cuando el Ministro de Gobierno solicitó que indiquen cómo se dio esta figura en las 70 mil actas e informes de organismos internacionales que trajo consigo la autoridad ejecutiva para hacer conocer al pleno.

Lamentó los calificativos que utilizó la oposición hacia las familias de las víctimas de la masacre de Senkata que se encontraban en el Hemiciclo presenciando la interpelación al Ministro de Gobierno, al denominarlas como hordas.

Mamani garantizó también la participación de los parlamentarios de la oposición en las sesiones camarales y pidió disculpas por la actuación de los asambleístas que protagonizaron actos fuera de las normas y del reglamento de la Asamblea.

El senador por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Félix Ajpi dijo que la oposición convirtió la interpelación en un debate político, que incluso subió de tono al protagonizar agresiones físicas que significaron dar una mala imagen al pueblo boliviano.

Legisladores de la oposición con carteles en mano afirman que en 2019 hubo fraude electoral. (Foto: Jorge Mamani)

linkedin