572fdd34410e987e33c258dd67c8acca5740c67b

 

AFP – Edición impresa

Venecia, patrimonio de la humanidad y azotada por inundaciones durante una semana, volvió a sufrir una marea alta ayer, pero de menor magnitud, mientras lluvias incesantes pusieron en alerta las también históricas ciudades de Florencia y Pisa.

En Venecia el acqua alta, o marea alta, se elevó 150 centímetros por encima de la media, suficiente para inundar vastos sectores, aunque con mucha menos intensidad que el martes, cuando se registró la mayor marea en medio siglo, de 187 centímetros.

“El agua dejó de subir” tuiteó ayer el alcalde Luigi Brugnaro. “150 cm de altura… Los venecianos solo se arrodillan cuando rezan. Venecia estará nuevamente en marcha”, escribió, mientras la plaza de San Marco era reabierta al público al caer la noche, tras permanecer varias horas cerrada.

Luego de una semana de inundaciones a repetición que pusieron en peligro este patrimonio mundial y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo, el pronóstico comienza a mejorar, y para los próximos días no se anticipan mareas de más de 110 centímetros.

Este respiro debería permitir comenzar a evaluar los daños y reparar lo más urgente. El alcalde Brugnaro, en una primera estimación gruesa, habló de perjuicios por más de mil millones de euros.

Pisa y Florencia, en alerta

Más al sur, en Toscana, otras dos joyas de la arquitectura, cultura e historia mundiales, como Florencia y Pisa, fueron puestas en alerta máxima debido a la amenaza del agua.

El presidente de la región de Toscana, Enrico Rossi, tuiteó una advertencia sobre el riesgo de desborde del río Arno y anunció sobre el despliegue de pontones en las riberas en Pisa como “medida de precaución”.

Por su parte, el Ejército tuiteó fotos de soldados consolidando las defensas en las riberas del Arno, que también cruza Florencia, y cuyas aguas crecieron peligrosamente desde la noche del sábado.

La ciudad-museo florentina fue devastada en 1966 por inundaciones mortales que dejaron cien muertos y destruyeron valiosas obras maestras del Renacimiento.

Ahora los bomberos difundieron un video de uno de sus barcos yendo al rescate de personas atrapadas por las aguas en la provincia de Grossetano, en el sur de la región toscana.