(Foto: YPFB)

• Frank Ibañez/

El Gobierno destinó una inversión de más de Bs 9.700 millones para fortalecer el sector energético, que incluye las áreas de hidrocarburos, electricidad, industrialización del litio y tecnología nuclear. El objetivo es reactivar la economía del país y mejorar la calidad de vida de los bolivianos.

“En 2022 invertimos más de Bs 9.700 millones en el rubro energético. Ampliamos la cobertura de redes de gas y electricidad; iniciamos nuevas exploraciones de hidrocarburos; fortalecimos la industrialización del litio y creamos un centro de medicina nuclear para las y los bolivianos”, escribió el presidente Luis Arce en su cuenta oficial en Twitter.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, recordó que 2022 “ha sido denominado el año de la exploración” y destacó que se ha previsto importantes inversiones en esta área.

Agregó que la visión es desarrollar el sector energético y se prevé la ejecución de proyectos en toda la cadena hidrocarburífera con “una inversión que supera los Bs 4.960 millones”.

“Una gran parte de estos recursos se destinarán a la exploración, cuyas inversiones las realiza Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos Corporación (YPFB Corp.), filiales, subsidiarias y empresas operadoras”, sostuvo Molina.

La inversión en hidrocarburos también permitirá ejecutar obras de alto impacto social, como las redes de gas domiciliario, que ayudan a elevar la calidad de vida de las familias bolivianas, y avanzar en la transición energética del parque automotor con el Programa Nacional de Conversión a Gas Natural Vehicular.

Además, manifestó que otra parte de la inversión posibilitará iniciar las obras de la Planta de Producción de Fertilizantes Granulados en Cochabamba, también llamada Planta NPK, un proyecto que permitirá potenciar el agro, reducir la fuga de divisas y avanzar hacia la seguridad alimentaria con soberanía.

Por otra parte, el Gobierno promueve la generación eléctrica con energías renovables en el marco de la estrategia nacional de transición energética y la universalización de los servicios básicos como la electricidad, especialmente en las áreas rurales.

“Es por ello que este año, el Gobierno estima invertir alrededor de Bs 3.147 millones en todo el sector eléctrico para obras de generación, transmisión y electrificación. Esto incluye también proyectos de sistemas fotovoltaicos que nos permiten llegar a las regiones más alejadas y de difícil acceso con energía eléctrica, promoviendo el uso de energía limpia como la solar”, señaló la autoridad.

Respecto al sector evaporítico, el ministro explicó que el Estado destinará aproximadamente Bs 1.052 millones en esta gestión.

La industrialización del litio es una prioridad para el Gobierno. (Foto: Archivo)

“Una de las obras más importantes que está en ejecución es la Planta de Carbonato de Litio, que será la primera a escala industrial en la historia de Bolivia, cuya capacidad de producción será de 15 mil toneladas métricas al año y será uno de los pilares de la industrialización del litio”, manifestó el titular de Hidrocarburos y Energías.

Finalmente, Molina aseguró que se invertirá Bs 576 millones para el sector nuclear. “Este monto contempla, entre otras obras, la conclusión del nuevo Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia (CMNyR) de Santa Cruz, cuya inauguración y puesta en marcha se estima que sea en septiembre próximo”, aseveró.