Imagen referencial de un recién nacido.

Según el informe forense, la causa de la muerte sería asfixia por sufrimiento fetal prolongado, mayor a 24 y menor a 48 horas; sin embargo, existe una evidente negligencia, ya que el bebé no recibió la correspondiente atención médica al momento del parto.

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

Después de realizar el levantamiento del cuerpo sin vida de un recién nacido de sexo masculino, de 40 semanas de gestación, en el botadero de basura de la ciudad de Oruro, la Fiscalía abrió una investigación de oficio por el delito de homicidio culposo en contra del autor o autores del hecho.

“Como Ministerio Público hemos realizado todos los actuados, como levantamiento de cadáver, autopsia de ley y realizamos las diligencias investigativas pendientes para encontrar al autor o autores, cómplices o encubridores y someterlos a la autoridad correspondiente para ser juzgados respectivamente”, dijo el fiscal departamental Iván Azurduy.

La Fiscalía señaló, mediante un boletín de prensa, que el sábado alrededor de las 21.15, a denuncia de vecinos, el personal de la división Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), el fiscal de turno y el médico forense se trasladaron al botadero de basura de la Entidad Municipal de Aseo Urbano Oruro (EMAO).

En el lugar verificaron y realizaron el levantamiento legal del cuerpo del recién nacido, que fue encontrado envuelto en una bolsa y una chompa verde, e inmediatamente fue trasladado a la morgue del cementerio general para la autopsia respectiva.

Según el informe forense, la causa de la muerte sería asfixia por sufrimiento fetal prolongado, mayor a 24 y menor a 48 horas; sin embargo, existe una evidente negligencia, ya que el bebé no recibió la correspondiente atención médica al momento del parto y su cuerpo fue dejado en el botadero de basura.