Vista panormámica de una de las ciudades de Islandia. (Foto: Líder Empresarial)

 

Líder Empresarial

Islandia ha sido reconocido como el primer país de la Unión Europea que logró controlar y “derrotar” el COVID-19. Para ello se valió de diversas acciones que se tomaron en los momentos debidos y que le permitirán reanudar el turismo el 15 de junio.

Antes de que se confirmara la llegada del virus al país, se hicieron diversos diagnósticos a personas que fueron detectadas como vulnerables, a través de la biotecnología que ofreció la empresa local DeCode genetics. Más tarde, cuando se detectó el primer caso a finales de febrero, los diagnósticos se hicieron en mayor escala, además de que se estableció un rastreo de las personas posiblemente contagiadas.

Su estrategia para controlar la pandemia se basó también, en gran parte, a la detección temprana de los brotes, mismo que se llevaron a cabo a partir de una app que se lanzó a principios de abril bajo la supervisión del Gobierno, en donde se rastrean los movimientos de los ciudadanos y, si llegase a dar positivo, se analizan sus movimientos para detectar posibles casos sospechosos. Sin embargo, la aplicación solo fue usada por un 40% de la población, por lo que la mayoría del trabajo se realizó con llamadas telefónicas, lápiz y papel.

Aun así, los métodos previos fueron los que realmente ayudaron a mitigar el impacto del virus, es por ello que no tomaron medidas drásticas de aislamiento como en otros países. Sus métodos se basan en concentración de burbujas, pequeños grupos de personas que no interactúan con otras dentro de un mismo espacio, promoviendo así una distancia, y demás medidas higiénicas.

Por otro lado, esto les permite reactivar el turismo dentro del país y la entrada de personas extranjeras. Para ello se valdrán de un protocolo de sanidad estricto para aquellos que lleguen, dejándoles dos opciones, la primera será una prueba para la detección del virus o una cuarentena obligatoria de dos semanas, todo esto para salvaguardar tanto a los viajeros como a los habitantes. Además, se les exhortará a descargar la aplicación para mantener un mejor control en caso de que se llegue a presentar un caso.