Javier Issa, viceministro de Régimen Interior y Policía. Foto: APG

ABI

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, advirtió este miércoles que si los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) no dejan pasar los vehículos que transportan oxígeno y medicamentos, se registrará un gran número de muertos en los hospitales.

«Lo que más nos preocupa son los insumos, especialmente que lleguen a los hospitales. Está comenzando a morir gente. Si es que no llegan los insumos y oxígeno vamos a empezar a contar los muertos por cientos en los hospitales»,  manifestó la autoridad, citado en un boletín de prensa.

Informaron que en Oruro ayer fallecieron por falta de oxígeno cinco pacientes; en La Paz siete y; en Cochabamba otra cantidad de personas. Con esos datos, Issa afirmó que  lo que está sucediendo es responsabilidad única de los dirigentes del MAS.

«Tenemos tres cisternas varadas, una para Cochabamba, Oruro y La Paz, están siendo retenidas en el Chapare. Se están haciendo todas las gestiones para que estas cisternas puedan pasar y llegar a los centros asistenciales para salvar vidas», manifestó.

La retención  de estos motorizados que llevan los insumos -dijo Issa-  es un acto «criminal», es un delito de lesa humanidad contra la población boliviana.

Aseguró que estas movilizaciones no tienen ninguna reivindicación social, por el contrario defienden los intereses políticos del MAS y Evo Morales, atentando contra la vida de sus propias bases por la irresponsabilidad de sus dirigentes.

El viceministro informó que existen al menos 50 puntos de bloqueos, y agregó que tiene conocimiento que se desbloquearon 10 puntos en Santa Cruz, luego de concertar con los bloqueadores para que dejen pasar a los productores».

Finalmente dijo que los puntos más conflictivos son el trópico de Cochabamba, Senkata en la ciudad de El Alto y la avenida Petrolera en la ciudad del Valle.