Los bloqueos al botadero de K'ara K'ara, Cochabamba. (Foto: Opinión)

Roberto Medina / Bolivia Digital

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, denunció que en la región cochabambina de K´ara K´ara hay un intento de plan subversivo que busca muertos y heridos para desestabilizar al Gobierno.

Aseguró que el personal de Inteligencia de la Policía y de las Fuerzas Armadas ya identificó a los incitadores y financiadores de dicha protesta y que, con seguridad, serán procesados por estas acciones.

Los recientes reportes incluso evidenciaron la presencia de gente que hace fila para que se le pague distintos montos de dinero para continuar con el bloqueo y evitar el paso de la basura al relleno sanitario, situación que pone en riesgo la salud de todos los cochabambinos.

«Hace ocho días dije que se iba a desbloquear la zona de K´ara K´ara, pero después personal de Inteligencia me dice que hay personas armadas y esperan que entremos para disparar a los uniformados o a la población para echarnos la culpa, suspendimos toda acción de desbloqueo porque queremos precautelar la vida y a ellos no les importa”, aseveró a la Red Bolivisión.

El coronel Iván Rojas, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), informó el martes sobre la aprehensión, en Cochabamba, de un falso militar que realizaba viajes entre el Chapare, K´ara K´ara y Cercado, en poder de uniformes, armas y municiones calibre 22.

Militares y policías interceptaron el vehículo de Israel Sánchez, quien tenía uniformes de uso militar, un marbete con su apellido y el grado de subteniente del Ejército.

“Esta persona transportaba proyectiles calibre 22 y 20, uniformes militares y bidones con restos de gasolina, un parche del RI-26 Mariscal Azurduy, que es el uniforme multicampo. Esta persona aseguró que era de Sacaba”, dijo la autoridad policial en conferencia de prensa.

Al respecto, el viceministro Issa indicó que no se arriesgará la vida de bolivianos por retomar K’ara K’ara, por ello se insistirá en la necesidad de llegar a una solución concertada.

“Ellos buscan la confrontación, como ocurrió en Senkata y Huayllani (en 2019), donde hubo heridos y muertos por balas calibre 22, que no son de uso militar ni policial. El Movimiento al Socialismo (MAS) busca la muerte de gente para tratar de hacer crecer ese movimiento que no es una coincidencia, sino que está coordinado porque hay otras movilizaciones que tratan de desestabilizar al Gobierno por rédito político”, remarcó.

Posiciones intransigentes

El viceministro Isa reiteró que el Gobierno agotará todas las instancias del diálogo en procura de llegar a un acuerdo, por ello hizo nuevamente un llamado a los dirigentes que promueven el bloqueo de la zona.

“No entendemos por qué solicitan a gente del Gobierno central porque el tema de la basura es tuición de la Gobernación y de la Alcaldía, pero aun así hablaremos de hechos que se puedan cumplir; sin embargo, que se levante la cuarentena para que vuelvan a trabajar, elecciones generales en 60 días o la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez es imposible. Estamos prestos al diálogo con argumentos sólidos, pero no iremos a hablar a charlas de sordos, las posiciones intransigentes no llevan a nada, entonces debe haber propuestas razonables”, manifestó.