El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa.

Bolivia Digital

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, señaló que los bloqueos instalados en K´ara K´ara (Cochabamba) y Yapacaní (Santa Cruz) están articulados por la dirigencia del Movimiento al Socialismo (MAS), que utiliza la misma estrategia aplicada en Senkata (El Alto) y Sacaba (Cochabamba) a fines de 2019 para movilizar a sus bases, instarlas a que convulsionen y así generar muertos y heridos para utilizarlos como bandera política.

Según declaraciones de la autoridad a radio Illimani, Inteligencia de la Policía estableció que esos bloqueos no son propiciados por la población, sino por la dirigencia “masista”, que trata de rearticularse a escala nacional y que para ello causa zozobra en el país.

“No es coincidencia que pase lo mismo en Copacabana, Yapacaní, Eucaliptus, K’ara K’ara, esto es articulado por el MAS, que trata de generar zozobra y trata de desestabilizar al Gobierno”, manifestó.

Aseguró que el MAS busca la intervención de la Policía y el Ejército para tener heridos y muertos que serán usados como bandera política, por ello el Gobierno no entró a esa confrontación.

“Todos los días se trata de llegar a un acuerdo, pero hacen oídos sordos, especialmente en Yapacaní y en K’ara K’ara, la verdad es que no quieren arreglar, ellos quieren la confrontación, están mandando a sus bases para que traten de confrontar a la Policía y al Ejército para generar muertos y con esto activar a nivel nacional como bandera, como ya lo han hecho en Senkata”, remarcó.

Recordó que en Huayllani, las personas utilizaron armas para cegar la vida de sus propias bases, pruebas determinadas por los calibres de las balas que no utilizaron ni el Ejército ni la Policía.

A pesar de estas provocaciones, llamó nuevamente a la reflexión a la dirigencia para lograr soluciones mediante el diálogo.