Las dos mujeres que fueron arrestadas tras la emboscada. (Foto: Red Uno)

Bolivia Digital

Un contingente de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) fue emboscado ayer por la tarde durante un operativo antidrogas en el municipio de Entre Ríos (Cochabamba) por gente que se dedica al narcotráfico, por ello el Gobierno considera necesario conocer quiénes se dedican a este ilícito para encarar otras acciones.

“En dos meses se conocería quiénes se dedican al narcotráfico en el trópico, se hace relevamiento de la información y habrá un panorama más claro de quiénes se dedican a qué. No el número de personas porque no es un censo, pero habrá un panorama más claro y los lugares donde el narcotráfico prima en el país”, declaró a la Red Bolivisión el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa.

Según el informe policial, los narcotraficantes dispararon a los efectivos de Umopar, quienes repelieron el fuego para precautelar sus vidas y fueron rescatados por un helicóptero, ya que varios tramos camineros fueron cerrados.

Los antisociales se internaron en la selva y el personal de Umopar detuvo a dos mujeres en un laboratorio de cocaína, donde se encontraron al menos 15 kilos de droga y un arma de fuego.

Una vagoneta de Umopar fue destrozada por los disparos, pero en el intercambio de fuego no se lamentó la pérdida de vidas humanas de ninguno de los bandos.

“Se trata de una fábrica típica donde se transforma el clorhidrato de cocaína en pasta base de cocaína, pero con modernos equipos tecnológicos para la elaboración, al estilo colombiano”, aseguró.

La autoridad considera que las dos mujeres hacían las labores de ‘campanas’, gente contratada que se aposta cerca de los caminos o sendas donde hay patrullajes para comunicar a los narcotraficantes sobre la presencia de efectivos.

Droga peruana

Issa indicó que al parecer, la producción de esta factoría tenía como destino países vecinos y de Europa porque su valor se triplica fuera de las fronteras bolivianas.

“Bolivia no es un lugar donde se produzca clorhidrato base, acá se compra la droga de Perú y se la procesa porque es más barato comprar el clorhidrato en Perú. Los laboratorios son de características complejas porque antes se requerían más insumos; en cambio ahora, la tecnología avanzó y está siendo copiada de la colombiana para la elaboración. Se usa tecnología de punta con lavadoras, microondas y motores, ya que el narcotráfico avanza a pasos agigantados porque se mueven intereses muy grandes”, señaló.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, indicó que a pesar de la emboscada, en la madrugada se volvió a ingresar a dicho sector en procura de detener a los narcotraficantes y desbaratar otras fábricas.

“No nos van a cansar, le hemos declarado la guerra a los narcotraficantes, que en 14 años tuvieron de padrino a Evo Morales y ahora quieren a Arce Catacora de padrino. No permitiremos que el narcotráfico siga creciendo, seguiremos haciendo la guerra y los encarcelaremos. Por eso lloran y están desesperados los del Movimiento al Socialismo, es así que como sea quiere volver al país para que el narcotráfico siga en auge; esa gente no va a volver nunca y vamos a acabar con el narcotráfico”, enfatizó en una entrevista en la Red Unitel.

Aseguró que los ataques contra los efectivos son porque los narcotraficantes están desesperados debido a la implementación de mejores formas de control a escala nacional.

Presos del narcotráfico

El ministro Murillo indicó que los mismos productores de coca del trópico de Cochabamba reconocieron, en más de una ocasión, que la mayoría de su producción va a parar al narcotráfico, por lo que las fuerzas antidrogas continuarán con sus operativos para acabar con este flagelo que afecta a las familias bolivianas.

“Vamos a luchar en el Chapare porque hay muchos narcotraficantes, pero aclaro que no todos los pobladores lo son, la mayoría de los chapareños son presos de narcotraficantes y dirigentes, entonces viven amedrentados. Los dirigentes que apoyan a la delincuencia y al narcotráfico expulsaron a la Policía, pero el pueblo se expresó y pidió su retorno”, manifestó.

El viceministro Issa aseveró que la fuerza de interdicción tiene varias patrullas que nunca salieron del trópico, hacen sus tareas con mucha efectividad, es así que en cuatro meses la cantidad de droga y precursores incautados es mucho mayor a lo incautado en 14 años anteriores.