Bolivia Digital

El daño económico que causó el bloqueo de caminos que duró más de 10 días es millonario puesto que al margen de que en esos días no se generó dinero, se destrozaron bienes del estado como las carreteras, por ello el Gobierno no permitirá más bloqueos.

“No vamos a permitir que se bloquee más Bolivia, hemos sido demasiado tolerantes, hemos logrado que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) fije la fecha definitiva (0para las próximas elecciones) a pesar que el Gobierno no tiene la culpa del cambio de fecha ya que el TSE es ente autónomo y los bloqueadores exigen cosas descabelladas como que se retome el año escolar o la renuncia de la Presidenta, y eso no va a ocurrir”, dijo el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, a Bolivia Tv.

La autoridad remarcó que la primera consecuencia de los bloqueos fue la afectación a la salud ya que más de 30 personas fallecieron por falta de oxígeno y medicamentos en algunos casos, y que el segundo daño fue a la economía.

“Estos 10 días calaron hondo en la economía porque ya estábamos con una economía paupérrima durante la pandemia y esto agravó mucho la situación económica de los bolivianos, ahondo los márgenes de pobreza en el país y ahora el pobre es más pobre y los que supuestamente luchaban por ellos han ocasionado que esa gente tenga menos ingresos”, dijo.

Remarcó que una de las labores del Gobierno fue pacificar las zonas de conflicto y recordó que en la ciudad de El Alto había personas que querían salir a desbloquear, porque la mayoría de los ciudadanos alteños no piensa como los bloqueadores y que los dirigentes de las Organizaciones Territoriales de Base (OTB), así como la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) tenía a miles de personas querían salir a enfrentarse con los bloqueadores.

“Había gente armada y podía correr sangre, los bloqueadores estaban preparados para todo y si iba gente para desbloquear hubiera habido consecuencias fatales, por esos el Gobierno evitó la confrontación y dio resultado”, manifestó.
A pesar que la mayoría de los bolivianos calificó al Gobierno de tibio por no intervenir los bloqueos, el Ejecutivo prefirió agotas las instancias de diálogo y pacificar el país sin disparar una sola bala.
“Teníamos lista a la Policía y al Ejército para intervenir los bloqueos, pero eran 182, entonces la logística requerida sería muy grande, además si se desbloqueaba un lugar ellos se van adelante o atrás y vuelven a bloquear, por eso hemos preferido evitar la confrontación ya que inteligencia informó que al interior de los grupos había gente armada y que pretendían usar esas armas contra ellos mismos para victimizarse. Se vio en videos que tenían fusiles de última generación y hubiera sido baño de sangre”, apuntó.

A la fecha se tiene un 99 de transitabilidad en las carreteras puesto que ya no hay bloqueadores sino tramos bloqueados con piedras, troncos de árboles y demás.
“Se fueron pero no levantaron lo que dejaron, entonces se levanta los bloqueos de apoco con ayuda de algunas alcaldías, los mismos transportistas levantan las piedras al igual que personas que tratan de llegar a algún lugar. Solo hay un punto de conflicto en Achacachi (La Paz) y otro en K´ara K´ara (Cochabamba), pero no en la avenida Petrolera, sino al interior del botadero”, explicó.

El Gobierno no puede asegurar que no habrá más bloqueos, sin embargo; destaca que se vive en un momento de tranquilidad que debería prolongarse más tiempo, más allá de las elecciones generales ya que el país no necesita más conflictos.

“Tenemos la pandemia y también hubo bloqueos, por eso llamamos a los dirigentes del país a guardar la paz, necesitamos y debemos recuperar la economía porque ya estaba devastada en la pandemia y la agravamos en los bloqueos, debemos recuperar la paz, la tranquilidad y la economía trabajando por el bien de Bolivia, no haciendo daño al país. Esos dirigentes creen que el país será mejor con movilizaciones, pero es lo contrario”, afirmó.