Los bloqueadores utilizan piedras y otros objetos para bloquear el ingreso al botadero de K'ara K'ara, Cochabamba. (Foto: APG)

Bolivia Digital

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, aseguró que la revuelta en la región cochabambina de K´ara K´ara, donde hay bloqueos que no permiten el ingreso al relleno sanitario, está organizada y financiada por miembros del Movimiento al Socialismo (MAS).

“Hemos detectado que los afines al expartido de gobierno convulsionan la zona y a la fecha ya se detuvo a 10 personas. Se instalaron mesas de diálogo que no tuvieron éxito porque los bloqueos persisten, lo que ocasiona que mucha basura se acumule en las esquinas de toda Cochabamba, región que produce 500 toneladas de desperdicios al día y representa un foco de infección, más en la época de la pandemia”, aseguró a la Red Bolivisión.

La autoridad agregó que de persistir esta situación, puede ocurrir una catástrofe biológica porque la basura se acumula y es un vector de contagio de enfermedades bacterianas.

“Sumado al coronavirus, hablamos de una hecatombe biológica en Cochabamba que tendría consecuencias nefastas para la región, por ello hacemos el llamado a los dirigentes para que depongan las actitudes, volvamos a la calma y retomemos la cuarentena porque en el afán político están jugando con la salud de todos los bolivianos”, manifestó.

Recordó que el domingo por la noche hubo un petardazo en Cochabamba y que este movimiento político se inició a las 16.00 con una serie de demandas y protestas de parte de gente afín al MAS.

“Se identificó a personas, hay imágenes, fotos y declaraciones de esa jornada, y al día siguiente ocurrió lo de esta zona con personas del MAS que incitan a los bloqueos”, apuntó.

A la fecha hay 10 detenidos que serán procesados de acuerdo con la ley porque incitaron a violar la cuarentena y atentaron contra la salud al no permitir el ingreso de los carros basureros.

Los atentados contra la salud pública tienen una pena carcelaria de 10 años.

Se establecieron tres puntos de bloqueo en la zona y tanto policías como militares se encuentran en estado de apronte, pero no ingresaron a desbloquear.

“Estamos esperando que depongan la actitud, por ello llamamos nuevamente al diálogo, y si no funciona vamos a actuar. Llamamos a la cordura, a la concertación y al diálogo para solucionar ese conflicto. Ellos tienen pedidos imposibles de cumplir, como romper la cuarentena para que sigan con sus actividades, entonces queremos que depongan sus actitudes que ponen en riesgo su vida y libertad”, aseguró.