El Alcalde paceño en la inspección que hizo al bioparque. (Foto: GAMLP)

• Redacción Central/

Tras constatarse la muerte de al menos 88 animales silvestres que estaban en resguardo del Bioparque Municipal Vesty Pakos, en la zona Sur de la ciudad de La Paz, el alcalde de esa ciudad, Iván Arias, deberá enfrentar un proceso penal por “biocidio y negligencia”.

El director general de Biodiversidad y Áreas Protegidas del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, Omar Yuma, anunció que la máxima autoridad edil tendrá que ser procesada.

“Vamos a iniciar la demanda, pero no sería en especial a funcionarios, esto es responsabilidad de la Alcaldía, en todo caso sería a la Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE)”, reiteró Yuma.

El director consideró que el bioparque debería cerrarse de manera temporal hasta que se realicen las investigaciones para determinar la causa de esas muertes.

“De acuerdo con nuestra competencia, viendo que el municipio (de La Paz) no está tomando las debidas previsiones y no está siendo responsable con lo que es la administración del parque estamos iniciando un proceso a la Alcaldía por negligencia y biocidio”, indicó Yuma en entrevista con radio Fides.

Asimismo, advirtió que se realizará la suspensión momentánea de la licencia del funcionamiento del Bioparque Vesty Pakos desde el lunes hasta que la administración explique de forma clara el deceso de los animales.

“Esto no significa que el municipio deslinde sus responsabilidades, deberá continuar prestando la alimentación y el cuidado de los animales porque están bajo su custodia y en cuanto se termine la investigación podrá volver a abrir si cumple los requisitos”, dijo Yuma.

Desde el 1 de enero hasta el 3 de mayo fueron 88 muertes de seis especies, entre los que se encuentran reptiles, mamíferos, aves y otros.

Periodistas y activistas visitaron el bioparque para ver su funcionamiento.

Al respecto, ayer, la organización animalista Amor Por Los Animales Bolivia (Aplab) emitió un pronunciamiento en el que piden por el bien de los animales silvestres y la reestructuración del bioparque.

“Las organizaciones y activistas independientes hemos decidido unir nuestro pedido de reestructuración del personal del Bioparque Vesty Pakos, ya que este centro de custodia de fauna silvestre no debería retroceder ni permitir el deceso de casi un centenar de animales. No podemos seguir contemplativos y siendo testigos de la crueldad humana que causa sufrimiento hacia ellos”, señala Aplab.

En ese marco convocaron a todas las instituciones de voluntariado y con principios humanistas, así como a la población paceña con sensibilidad, a ser parte de la solicitud y ser la voz de los animales hasta conseguir el pedido por el respeto a los derechos de los animales, el cual es vivir en armonía con la naturaleza.

En días pasados, activistas denunciaron la muerte de 50 animales y pidieron un informe a la alcaldía por la muerte de más de 50 animales; sin embargo, luego de una verificación de autoridades nacionales se evidenció que la cantidad de decesos era superior.