Infografía: Yuri Rojas

• Redacción Central /

En la evaluación parcial de la convocatoria al paro cívico de ayer en algunas regiones del país, el ministro de Justicia, Iván Lima, afirmó que fue un fracaso de quienes buscan la impunidad porque el pueblo quiere justicia. Dijo que los elementos distorsionadores planteados por la oposición son irreales.

“El movimiento busca impunidad, una fuerza social que les apoye en la impunidad”, manifestó en conferencia de prensa.

La semana anterior, bajo el pretexto de frenar el tratamiento del proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, el denominado bloque de unidad aprovechó su encuentro para pedir el cese de la supuesta persecución y vulneración de derechos de políticos de oposición, además demandan que se libere a los denominados presos políticos.

Se exigió frenar la presunta persecución de Luis Fernando Camacho, Manfred Reyes Villa y de “cualquier otra autoridad subnacional investida por voto popular”.

También se demandó el mismo tratamiento para policías, militares, miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC) y, sobre todo, la liberación “inmediata” de la expresidenta de facto Jeanine Añez, por una supuesta vulneración de sus derechos.

Esta movilización enfrenta a bolivianos que quieren trabajar contra quienes un día de paro no les afecta.

“Es un fracaso la búsqueda de impunidad porque el pueblo quiere justicia y ningún elemento distorsionado es real”, manifestó Lima.

El artículo 4 del proyecto de Ley 218/2020 señala que se desarrolla en el marco de la Constitución Política del Estado, por lo tanto no tiene problema de constitucionalidad, lo que demuestra que los discursos de los sectores opositores son falsos.

“Este proyecto no está para atacar a gremiales, choferes, menos al secreto de la fuente o la libertad de expresión, sino que quiere combatir los Papeles de Panamá, de Pandora, millones de dólares que salen del país, no de gremiales ni del pueblo, sino de malos empresarios, políticos corruptos, narcotraficantes y organizaciones criminales”, afirmó.

SUSPENSIÓN

Ante las protestas contra el proyecto normativo, Lima recordó que está suspendido.

“La Asamblea Legislativa ha suspendido el proceso de tratamiento de la ley y el diálogo que se tiene que tener en el Senado con todos los sectores para despejar dudas es el elemento fundamental para que no exista este paro que ataca la economía y estabilidad del Gobierno”, dijo.

El paro cívico fue acatado de manera parcial más que todo en Santa Cruz. La población exigió su derecho al trabajo, puesto que necesita recuperar su economía.

linkedin