// FOTO: TELEMUNDO DEPORTES

• Agencias/

El sábado 8 de enero, la imagen de un futbolista que se desplomó sobre el césped en un partido del fútbol de Qatar recorrió el mundo. Ousmane Coulibaly, de 32 años, colapsó en los minutos finales del primer tiempo y la angustia se adueñó de los presentes en el duelo que disputaron el Al-Rayyan y Al-Wakrah.

Una vez que cayó en el campo de juego, Ousmane empezó a convulsionar y en la TV se vieron escenas dramáticas, sus compañeros comenzaron a tomarse la cabeza frente a la situación y uno apareció llorando al borde de la cancha en la transmisión mientras los servicios médicos, que ingresaron rápidamente a socorrerlo, le practicaron maniobras de RCP porque el jugador sufrió un infarto.

En las últimas horas, mientras el futbolista continúa su recuperación y está fuera de peligro, se conoció una asistencia clave de parte de James Rodríguez. El volante del Al-Rayyan y de la selección colombiana actuó con rapidez y le acomodó la cabeza a Ousmane, en una maniobra clave antes de la llegada de los servicios médicos.

Según confirmó el médico del equipo del Al- Wakrah, Mukhtar Shabaan, la decisión que tomó Rodríguez le permitió a Coulibaly poder respirar de manera adecuada mientras sufría el episodio cardíaco. “La condición de nuestro jugador Coulibaly se estabilizó tras el ataque cardíaco que sufrió, y actualmente se está sometiendo a exámenes integrales en el Hospital Hamad para mayor tranquilidad”, dijo el club a través de sus redes sociales sobre la recuperación del jugador.

Ousmane se desplomó a los 42 minutos y, en ese momento, las autoridades del encuentro decidieron dar por finalizada la primera etapa del encuentro que se disputó en el estadio Al-Gharafah, de Doha. El equipo de James ganaba 1-0 gracias al gol de Shoja a los 19 minutos. El lunes se completó el duelo, lo ganó Al-Rayyan 3-0.

linkedin