DEP 7 - FOTO 1 - JORGE JESUS

 

Río de Janeiro / EFE

El portugués Jorge Jesús, técnico del Flamengo, recibió ayer el título de Ciudadano Honorario de Río de Janeiro, tras conquistar el domingo el Campeonato Brasileño y el sábado la Copa Libertadores.

En un acto en la Cámara Municipal de Río, el entrenador fue homenajeado por los dos títulos, gesta que solo había conseguido en Brasil el Santos, cuando ganó Liga y Libertadores en 1962 y 1963.

“Fue un matrimonio perfecto con el club, la afición y con la ciudad. Sé que soy ídolo de muchos niños aquí y en Portugal, y solo puedo dar las gracias”, afirmó Jorge Jesús a los periodistas.

Sobre su continuidad una temporada más, no quiso anticipar nada y señaló que el tema será tratado a su debido momento. “El fútbol es muy ingrato pensando en el futuro. Hay otros factores importantes en la vida del entrenador”, apuntó.

El reconocimiento a su labor fue iniciativa de Felipe Michel, exjugador del Flamengo y ahora concejal de Río.

Jorge Jesús llegó al consistorio acompañado por familiares y directivos del Flamengo, entre ellos el presidente Rodolfo Landim.

“Es un homenaje más que justo”, dijo Landim. “Lo más importante es la intensidad que pone en el trabajo y su nivel de detalle. Son características de un líder”, añadió.

Él fue seguido por un grupo de aficionados del Flamengo que coparon la tribuna de invitados de la Cámara Municipal con el cántico “¡Olé, Olé, Olé, míster, míster!”, dedicado al técnico.

En la orla de la turística playa de Copacabana, los fanáticos flamenguistas han afrontado el primer día de la semana con euforia inmensa.

“Maravilloso, solo alegría, solo alegría, campeón de todo”, dijo a Efe Antonio Carlos Molinares, de 57 años y vestido con la casaca del club carioca, mientras vendía gorras en su puesto ambulante.

“Vamos ahora para el Mundial (de Clubes). Ya tenemos uno y vamos a intentar el bicampeonato”, añadió.