Laura Rocha / INFOBAE

Las negociaciones para terminar de aceitar los mecanismos para poner en marcha el Acuerdo de París el año próximo continúan en Madrid, sede de la COP25. Aunque la joven Greta Thunberg aún no llegó a la capital española, ayer el reclamo de cientos de jóvenes fue protagonista en la voz de representantes de Fridays for Future y de varios grupos de padres que se adhieren al pedido de sus hijos.

“Los desastres relacionados con el clima se han convertido en la norma y los niños están viendo en riesgo su salud, su futuro y su vida debido al caos climático. No podemos aceptar que este sea el mundo que entregamos a nuestros hijos”, dijo Jesús García, un representante del grupo climático Madres por el Clima de España en una carta que se dio a conocer ayer.

La declaración, firmada por madres y padres de 222 grupos en 27 países y que fue entregada a los delegados de los países, señala que los compromisos políticos actuales nos encaminan hacia un catastrófico aumento de la temperatura global de 3°C a 4°C. “Con cada tonelada de carbono que liberamos, los impactos climáticos empeoran. Millones de niños, especialmente en áreas del mundo donde los medios de vida ya se ven afectados por la pobreza, la escasez de agua y la sequía, serán los más afectados. Esto es una injusticia moral, y como padres no vamos a permanecer impasibles y ver que a los niños se les roba su futuro”, dice Cherise Udell, madre de dos hijos de Utah Moms for Clean Air, en los Estados Unidos.