El Ministro de Salud entrega el bono a las privadas de libertad. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

En Bolivia fueron controladas médicamente 21.031 mujeres gestantes que no están afiliadas a un seguro de salud, y 21.408 niñas y niños fueron inscritos en los 339 municipios del país.

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, resalta el trabajo que desarrolla el Bono Juana Azurduy con las embarazadas.

Este beneficio se constituye en un incentivo monetario que perciben todas las madres bolivianas que no cuentan con un seguro de salud a corto plazo y para los niños menores de dos años, ellos deben cumplir con los controles integrales para acceder a esta ayuda social.

Auza explicó que para este año el Ministerio de Salud tiene presupuestados Bs 187,4 millones que irán destinados a cumplir la planificación presentada al inicio del año y que consiste en lograr la atención de 186.735 mujeres gestantes no afiliadas a un seguro de salud, además de 164.811 niñas y niños inscritos en los municipios de Bolivia.

“Estamos seguros de que vamos a alcanzar a cumplir lo que hemos planificado. Si bien es cierto, nuestro trabajo mayormente está enfocado a contener y mitigar el embate del Covid-19, también debemos decir que no dejamos de lado los otros proyectos que tenemos, no descuidamos a las madres y niños, más bien son la parte donde mayor énfasis ponemos como Ministerio de Salud, y dentro de eso también está la protección de nuestras madres gestantes”, puntualizó.

Auza lamentó que durante el gobierno de transición todos los proyectos que tenían un avance significativo fueron abandonados. En el caso del Bono Juana Azurduy recordó que las madres gestantes y niños quedaron librados a su suerte, habiendo un presupuesto que debía ser ejecutado.

El Ministro de Salud entrega el bono a las privadas de libertad. (Foto: Jorge Mamani)