El Monseñor Jesús Juárez. (Foto: Archivo)

ABI / Bolivia Digital

El administrador apostólico de la Arquidiócesis de Sucre, Monseñor Jesús Juárez, invitó a reflexionar y vivir con entusiasmo la semana dedicada a «la familia» y a cultivar la iglesia doméstica en tiempo de cuarentena.

«Iniciamos el mes dedicado a la familias con el lema ´Familia y creación cuidada con amor´ (…) En tiempos en que el mundo está cambiando, en que toda la humanidad se enfrenta al desafío de salir adelante ante una pandemia, terrible flagelo que nos ha puesto frente a nuestra propia miseria, la familia sigue siendo el eje fundamental sobre el que se encuentra una nueva esperanza», dijo el Monseñor Juárez a los periodistas.

Destacó que, a pesar del tiempo difícil que atraviesa Bolivia, el pueblo permanezca aferrado a su fe, con su confianza puesta en el Señor y redescubriendo la importancia y el profundo sentido de «ser iglesias domésticas».

A propósito de esta celebración, el papa Francisco recordó que la familia es un lugar de formación integral, donde se aprende a pedir permiso sin avasallar, a decir gracias como expresión de una sentida valoración de las cosas que recibimos, a dominar la agresividad y a pedir perdón cuando se hace algún daño.

Para Juárez, esos pequeños gestos de cortesía a los que hace mención el Papa ayudan a construir una cultura de vida compartida y de respeto hacia todo lo que rodea al ser humano.

«Solo si somos capaces de cultivar en nuestra casa estos valores haremos del mundo un lugar mejor, transformando nuestro estilo de vida. Así será realidad el verdadero cambio del corazón de cada familia», acotó Juárez.

Dijo que este mundo gravemente enfermo de injusticia, pobreza, indiferencia y violencia, en medio de su desolación y aflixión por la epidemia del coronavirus, volvió a encontrarse con el amor de un Dios «que se hace familia».

Finalmente, pidió a los responsables diocesanos a promover la participación de los feligreses en las actividades de esta semana a través de los medios de comunicación.