Los familiares de las víctimas no hallan consuelo por la irreparable pérdida. (Foto: Archivo)

• Roberto Medina Buezo /

Después de declararse culpable de los delitos de infanticidio, feminicidio en grado de tentativa, aborto forzado y violencia familiar, Ronald Choque (33) fue sentenciado por el Juzgado Mixto de Instrucción Penal Cautelar del municipio de Copacabana (La Paz) a 30 años de cárcel sin derecho a indulto.

En la audiencia, el Ministerio Público ofreció pruebas consistentes en el acta de autopsia de la menor, acta de recolección de indicios biológicos, acta de denuncia y declaración de la madre de la niña y víctima de feminicidio en grado de tentativa, entre otros elementos que fueron valorados por el juez que emitió la máxima sentencia para el autor, informó el fiscal departamental de La Paz, William Alave.

El hecho ocurrió el domingo 6 de junio en la tarde en la comunidad de Villa Amacari, en el municipio de Tiquina.

Jessica Q.C. (22) tenía un embarazo de ocho meses y estaba en compañía de sus tres hijos. En ese momento llegó su concubino, ingresó a uno de los cuartos, sacó unas botellas con alcohol y Jessica le reclamó porque ya no quería que beba.

Ante el cuestionamiento, el hombre le propinó golpes en su rostro y patadas en su vientre, lo que causó la muerte del feto.

También golpeó a la menor de un año y ocho meses en el rostro y la lanzó contra la pared.

Posteriormente, llegó a la vivienda una autoridad comunal para calmar a Ronald, pero volvió a agredir a su pareja con patadas en el vientre y se ensañó nuevamente con la niña hasta quitarle la vida, mientras la mujer salió a pedir ayuda.

Los otros dos menores, de ocho y cinco años, también fueron golpeados y el médico forense estableció tres y cinco días de impedimento.

Jessica se encuentra hospitalizada en La Paz y los médicos que la atienden indicaron que su estado de salud es muy delicado.

Hasta ahora ya suman 14 los infanticidios en el territorio nacional en lo que va del año, cuatro de ellos en La Paz.

Ayer en la mañana fueron velados los cuerpos de Ángela Choque, la menor de un año y ocho meses, y de su hermano, quien murió en el vientre de su madre.

Los familiares de las víctimas pidieron la ayuda de los médicos para que Jessica pueda recuperar y retornar con sus dos hijos.

linkedin