Rodrigo Vargas es solidario con sus compañeros más necesitados. (Foto: El Fulgor)

La Paz / Bolivia Deportes

Los jugadores de San José se prestan dinero entre ellos para sobrellevar la difícil situación económica que pasan debido a la crisis que sufre el club orureño desde hace tiempo y que se agrava por el nuevo coronavirus.

«Uno ayuda en la medida que se puede. Hubo un caso en particular de un compañero joven que no percibe un alto ingreso y que su hijo se enfermó, necesitaba dinero para el tratamiento, le mandé y pudo sacar a su pequeño adelante. Así hay varios casos que vamos ayudando en el grupo”, contó el delantero Rodrigo Vargas.

Quienes tienen cierto dinero ayudan a sus compañeros necesitados, ya que el club debe varios meses de sueldo a todo su primer equipo. “Queda apoyarnos entre nosotros”, comentó.

Vargas informó que durante esta cuarentena que se lleva adelante en el país desde el 22 de marzo, para evitar el contagio de la pandemia, los dirigentes de la institución no pagaron ningún monto de dinero a los jugadores.

“Hay casos muy fuertes y duros dentro del plantel y no nos cumplieron con ninguna promesa, no recibimos ni un centavo en esta cuarentena”, dijo Vargas.

Confía en que los dirigentes hagan las gestiones necesarias para conseguir recursos económicos y cumplir las obligaciones con los jugadores.