El titular de Justicia anunció que se harán controles constantes. (Foto: Ministerio de Comunicación)

Bolivia Digital

El ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, a tiempo de señalar que el Gobierno será implacable con las personas que quieran sacar provecho con la pandemia del coronavirus, advirtió que procesará e incluso encarcelará a las personas que hagan cobros ilegales con el pretexto de beneficiarse con la canasta familiar.

“Es una canallada que en la crisis sanitaria haya gente que quiera aprovecharse. Tenemos una instrucción directa de la Presidenta para cualquier caso de corrupción; cualquier funcionario público que se quiera aprovechar de la crisis será llevado ante un fiscal, ante un juez y será aprehendido si corresponde, y si hay algún ciudadano que con el tema de la canasta familiar quiera aprovecharse, también lo vamos a llevar a la justicia”, indicó a la Red Unitel.

El fin de semana, la Policía cruceña arrestó a una pareja en la zona Pampa de la Isla debido a que recolectaba firmas para gestionar el acceso a este beneficio.

Los vecinos salieron en defensa de la pareja e indicaron que el varón y la mujer no lo hicieron por maldad ni para ganar dinero, sino para ayudar a la zona que se encuentra desabastecida.

La Policía halló en poder de la mujer varias fotocopias de cédulas de identidad y un libro con los nombres de varias personas, aunque otras indicaron que la pareja les cobró 10 bolivianos.

Estos hechos se repitieron en Beni, por ello el ministro Coímbra pidió al Ministerio Público que asuma acciones drásticas.

“He hablado con las dos fiscales de distrito, tanto del Beni como de Santa Cruz, y les solicité que inicien una investigación. En el caso de Trinidad, tenemos una persona identificada que además estaba con una gorra de Juntos; más allá del color del partido que sea, estamos investigando”, afirmó.

La autoridad aseguró que en las siguientes horas se realizarán operativos en todo el territorio nacional para evitar estos cobros ilegales.

La presidenta Jeanine Áñez anunció la anterior semana la dotación de una canasta familiar gratuita a 1.600.000 familias para colaborarlas mientras cumplen con la cuarentena total hasta el 15 de abril para evitar la propagación del coronavirus.