SEG9 - F2 - ALBAÑIL - JUSTICIA

 

Redacción central – Edición impresa

El Ministerio de Justicia, mediante el Servicio Plurinacional de Defensa Pública (Sepdep), logró la libertad irrestricta de Rafael Chambi, un albañil que fue aprehendido en noviembre de 2018 luego de gritar “Bolivia dijo No” en un acto público en la ciudad de Potosí, en el que participaban los exmandatarios Evo Morales y Álvaro García Linera, entre otras autoridades.

Según información del Sepdep, hace varios días se obtuvo una resolución de sobreseimiento que fue ratificada por la resolución jerárquica de la Fiscalía Departamental de Potosí.

Los elementos de prueba resultaron insuficientes para una acusación en su contra.

Una nota de prensa del Ministerio de Justicia refiere que el albañil participó en la efeméride departamental en noviembre de 2018 y le gritó al expresidente Evo Morales       —cuando este salía de un acto de entrega de proyectos— que respete los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, que le impedían volver a ser candidato a la presidencia.

De inmediato fue aprehendido y conducido a celdas policiales, donde la autoridad jurisdiccional, en una audiencia de medidas cautelares, le otorgó medidas sustitutivas a la detención preventiva previa presentación de garantes, la firma de un registro tres veces por semana y la prohibición expresa para acercarse a Morales o asistir a eventos donde participe.

Incluso su mamá, mediante los medios de comunicación, le pidió disculpas públicas a Morales por la actitud de su hijo y se comprometió a que el joven albañil no volvería a actuar de esa manera.