thumbnail_POL 9 - F1 - JERJES - ABI

 

Redacción central – Edición impresa

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, sostuvo que el diálogo es la instancia que  debe ser llevada hasta el extremo para lograr una pacificación del país.

Así lo expresó la autoridad a tiempo de referirse a la difícil situación política que vive el país, tras la renuncia del expresidente Evo Morales.

“Creo que el diálogo es algo que nunca debemos descartar y hay que agotarlo hasta el último extremo. El diálogo nos permitió llegar a diversos sectores y no cambiarle de mentalidad, sino que simplemente conozcan cuál es en realidad nuestra posición”, dijo la autoridad en entrevista con el programa Hablemos Claro, de Bolivia TV.

En la oportunidad, Justiniano aseveró que el pueblo boliviano fue confundido y engañado con discursos que fueron tergiversados como el hecho de que “cuando no esté Morales se ocultaría el sol o que la luna se escondería”, o que les quitarían las casas que les entregó el Gobierno.

“Por esa razón, muchas de esas personas se levantaron en un movimiento de protesta. Lo único que hicimos es decirles que las cosas buenas que hizo el Movimiento Al Socialismo (MAS) van a continuar, las cosas malas las vamos a cambiar”, expresó.

Por otra parte, aclaró que el plazo que tiene la actual gestión gubernamental es corto, de apenas 90 días, como lo establece la Constitución Política del Estado.

“Somos de transición, solo tenemos 90 días, no vamos a pretender una gestión gubernamental de proposición de proyectos o de planificación de la economía, solo tenemos que continuar y salvar aquellas cosas buenas que se hicieron”, sostuvo.

En ese sentido, Justiniano aseguró que el actual Gobierno tiene las puertas abiertas para concertar con el MAS y organizaciones sociales una salida pacífica a la crisis política que detonó el “fraude” en las elecciones del 20 de octubre.

Morales ganó esos comicios llenos de irregularidades, según una auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero no pudo sostener su victoria electoral ante masivas protestas que terminaron con su renuncia el anterior domingo.

“Lo que menos queremos es contar fallecidos”, dijo Justiniano con relación a las protestas de diferentes grupos que todavía respaldan al exjefe de Estado y pretenden su retorno.

Apuntes

El 12 de noviembre, la senadora de Unidad Demócrata  Jeanine Áñez asumió la presidencia de Bolivia y dio cumplimiento a la sucesión constitucional.