Bolivia – Edición impresa

El ex comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA) Williams Kaliman dijo que en Bolivia no hubo golpe de Estado porque no se movilizó a militares o tanques antes de la renuncia de Evo Morales.

Aseguró que se actuó bajo lo establecido en la Constitución Política del Estado, la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y el Manual del Uso de la Fuerza en Conflictos.

“¿Cómo puede ser un golpe de Estado?, yo no saqué soldados, no le apunté con tanques, no me fui a Palacio, ningún militar estuvo en las calles, no me he quedado de presidente, nadie se ha quedado de presidente que sea militar”, declaró a radio Fides.

Kaliman descartó que se haya opuesto a sacar militares para defender a la población que estuvo asediada por grupos delincuenciales. Dijo que en ese entonces había un vacío jurídico, un vacío de poder y que solo esperó que se cumpla lo que manda la Constitución.

“¿Cómo me voy a negar a sacar las Fuerzas Armadas?, solamente estábamos esperando cumplir lo que dice la norma constitucional y la Ley Orgánica; en la mañana (11 de noviembre), mediante un comunicado, instruimos la ejecución del plan Sebastián Pagador en Challapata ante denuncia de que existían grupos armados”, declaró Kaliman.