Colegio Médico de Cochabamba pide repliegue del personal de salud de K'ara K'ara por ataques de bloqueadores. (Foto: ABI)

Reynaldo J. González / Bolivia Digital

Tras cuatro días de protestas y enfrentamientos con las fuerzas del orden, pobladores de la zona de K’ara K’ara y autoridades municipales y departamentales de Cochabamba acordaron entrar a un cuarto intermedio para el análisis de sus demandas.

Según un reporte de Bolivia TV, el acuerdo fue alcanzado en una reunión efectuada hoy en la tarde entre representantes de los diferentes distritos de la zona y la gobernadora Esther Soria, además del alcalde José María Leyes.

Un reporte emitido desde el lugar dio a conocer que la pausa en las medidas de protesta —que incluyeron el bloqueo de importantes vías de transporte pesado y el cierre del botadero municipal ubicado en la región— tiene el objetivo de que los dirigentes comuniquen a sus bases los avances registrados en la negociación de sus demandas.

Soria informó a la televisora estatal que entre las demandas de K’ara K’ara continúan puntos como la flexibilización de la cuarentena por el coronavirus —extendida hasta finales de mayo—, la dotación de agua potable al sector, el equipamiento de centros médicos ubicados en la zona y la dotación por parte de la Alcaldía de Cochabamba de una canasta familiar solidaria a sus habitantes.

Por su parte, tras el encuentro, el burgomaestre de la ciudad de Cochabamba dio a conocer que su despacho tiene la mayor predisposición para consensuar todos los puntos que estén a su alcance para evitar la continuidad de las movilizaciones registradas desde el 10 de mayo.

“Es urgente la liberación del botadero de K’ara K’ara porque la ciudad de Cochabamba ya está empezando a colapsar y, lo que es peor, no se está pudiendo recoger ni siquiera los desechos hospitalarios, y eso pone en riesgo la salud de toda la población. Nosotros vamos a hacer los esfuerzos que sean necesarios”, afirmó Leyes.

Desde el domingo, pobladores de la zona ubicada al sur del municipio de Cochabamba realizan una protesta masiva que incluyó el bloqueo de caminos y enfrentamientos violentos con las Fuerzas Armadas y la Policía, pese a las medidas de aislamiento social contra la expansión del coronavirus que rigen en el país desde el 25 de marzo.

Según denunciaron diferentes reportes, las medidas de protesta incluyeron la agresión a los efectivos del orden con piedras, palos y bombas molotov, así como ataques y amenazas a trabajadores de salud y de la Alcaldía que cumplen funciones en la zona.

En contacto con el programa “Que no me pierda”, de la Red Uno, uno de los representantes del sector Salud, el doctor Osmar Arce, denunció que algunos pobladores de K’ara K’ara agredieron físicamente a personal médico que se encontraba transitando por la zona en una ambulancia e intentaron secuestrar a un médico.