Foto: Captura de vídeo

• Redacción Central /

Las redes sociales hicieron viral el arribo de Kate del Castillo al Aeropuerto Internacional de El Alto. La famosa intérprete de una de las novelas más exitosas de Telemundo llegó al país para grabar la tercera temporada de la Reina del Sur.

“Vamos a grabar aquí La Reina del Sur 3. Vamos a estar por toda Bolivia, por los lugares más hermosos”, mencionó la actriz a Unitel.

Del Castillo participó en diez telenovelas, debutó en 1980 en la película El último escape. Pero su papel más conocido es el que interpretó en la miniserie La Reina del Sur, basada en la novela del mismo nombre del escritor español Arturo Pérez-Reverte.

La telenovela se emitió en marzo de 2011 y en ella Del Castillo dio vida a Teresa Mendoza, una inocente joven mexicana de Sinaloa, del mismo estado que El Chapo, que tras el asesinato de su novio se convierte en la líder de un negocio de narcotráfico.

Pero aquella no fue la única vez que la actriz se puso en la piel de la líder de un cartel de la droga.

También fue Pilar Zuazo, una poderosa líder de la mafia mexicana, en un episodio de la serie estadounidense Weeds.

Y en 2014 protagonizó Dueños del paraíso, una telenovela estadounidense creada por Telemundo Studios Miami en coproducción con Televisión Nacional de Chile.

Su personaje, Anastasia Cardona, también era un personaje marcado por la violencia y su ambición la llevó a usar el narcotráfico como medio para convertirse en una de las mujeres más poderosas de su tiempo.

El último episodio de la segunda temporada fue transmitido por Unitel ayer. La Reina del Sur empezó a transmitirse en 2011 en países hispanos y Estados Unidos, donde tuvo éxito.

El capítulo final de la telenovela dejó varias interrogantes al aire. Epifanio Vargas no recibió un castigo por todo el mal que ocasionó, sin embargo, se convirtió en el presidente de México. Genoveva no se siente feliz de compartir el logro con su flamante esposo, sino se aleja de él.

La actriz mexicana dijo que no estaba segura de cuánto tiempo estaría en Bolivia, pero anticipó que recorrerá todo el país para filmar la novela.