Fotos: Romel Valle Alarcón / Katherine Neferthaly Paniagua

Williams Ramírez Urquiza/Crónicas/

El tatuaje de su artista favorito en toda la pierna, la cara pintada para parecerse al cantante o tomarse una foto de casi 1.000 dólares son algunas cosas que los verdaderos fans hacen y más aún cuando se trata de la mítica banda de rock de los 70: Kiss.

Romel Valle Alarcón es un fan destacado de Kiss; desde los 10 años escucha la música de la banda con la que hasta hoy rockea. Su gusto por el grupo fue tan grande que lo llevó a convertirse en el presidente de la Kiss Army Bolivia desde 2003.

La Kiss Army es el club de fans oficial de la banda en Bolivia, declarado así por los propios integrantes del grupo.

El 21 de octubre de 2017 llegó a Bolivia Gene Simmons, conocido por su disfraz de Demonio. Los fans enloquecieron en el Aeropuerto Internacional de El Alto, donde se armó un total descontrol.

“Fue lo más genial del mundo, no dormí dos días esperando a que llegue, fue muy brutal. Quedamos en ser respetuosos, pero cuando lo vimos volaron mesas, laptops, gente, todos estaban descontrolados; rompimos vidrios, la seguridad de Gene lanzaba a los fans por todo lado, yo estaba allí, era un caos total, una locura”, cuenta Katherine Neferthaly Paniagua, una fan destacada de 25 años.

Para la muchacha, lo mejor fue escuchar a Simmons decir que ese recibimiento le hizo recordar las décadas de los 70 y 80, cuando los fans iban hasta los aeropuertos a esperar a la banda y había descontroles similares.

Después del concierto que ofreció Gene, los representantes de la Kiss Army Bolivia le entregaron la declaratoria del Día del Fan de una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos; el artista firmó el documento dándole la aprobación necesaria y única en el mundo, según Valle.

Kiss Army Bolivia fue fundado en 1989 por Eduardo Prudencio, tiene más de 30 años y ni un solo día perdió vigencia ya que sus 300 miembros se encargan de mantenerlo siempre activo. “En mi presidencia le dimos al club el renombre necesario hasta ponerlo en el mapa; por ejemplo, instauramos el 21 de octubre como el Día del Kissero Boliviano, que fue firmado por el mismo Gene Simmons y somos el único país en el mundo con una oficialización así; la firmamos Prudencio, Simonns y mi persona”, explica Valle.

SIMMONS
Chaim Witz (25 de agosto de 1949), conocido como Gene Simmons, es un músico israelí-estadounidense, cantante, compositor, productor de discos, emprendedor, actor, autor y personalidad televisiva de ascendencia judía húngara. Fue parte de una de las bandas con mayor cantidad de “hits” a nivel mundial, conocido por su maquillaje de demonio, el “de la lengua” y uno de los íconos de Kiss.

Valle está muy ligado a la movida kissera, ya que antes de la pandemia instaló las Sesiones Kisstóricas en radio Mundial, dentro del programa Rock Sónico, con Álex Vargas.

El presidente de Kiss Army Bolivia participó en programas y es considerado un referente de la banda por su conocimiento del grupo.
Con el tiempo instaló el Kiss Army Latinoamérica, con el que reclutó kisseros de habla hispana con fans de México, España y otros países latinoamericanos en un podcast (Emisión de radio o de televisión que un usuario puede descargar de internet mediante una suscripción previa y escucharla tanto en una computadora como en un reproductor portátil) que debía ser lanzado en 2019, pero la pandemia hizo que el proyecto sea retrasado.

La cuarentena le dio el pie para implementar el primer programa hispano de la banda, pues de habla inglesa existen muchos emprendimientos similares. El éxito fue casi inmediato y trascendió incluso hasta la página oficial del grupo, en la que se los menciona como un referente de la región, también son nombrados por músico de la talla de Bruce Kulick (12 de diciembre de 1953, Brooklyn, Nueva York), un guitarrista de rock conocido por su trabajo en Kiss y hermano del también guitarrista Bob Kulick, quien participó igualmente en Kiss como músico de sesión.

El programa Kissin’ Time (Podcast Latinoamérica), conducido por Miguel Musumeci (Argentina), Rommel Valle (Bolivia), Josue Alday (México), Claudio Spera (Canadá) y Jason Ortega (Colombia), habla por dos horas sobre la icónica banda estadounidense de rock formada en Nueva York en enero de 1973 por el bajista Gene Simmons y el guitarrista Paul Stanley, a los que más tarde se unirían el batería Peter Criss y el guitarrista Ace Frehley.

La producción del programa está a cargo de Amadeus Valle, el hijo de Romel, quien creció escuchando los discos de su padre y hoy es un joven kissero.

Es que la banda es de las pocas que siempre ha invertido todo lo que ganó en tener mejores discos, mejores productores, todo para que el resultado final sea impecable.

UNA BANDA ESPECIAL
Desde sus inicios, Kiss puso lo mejor de sus integrantes sobre el escenario dando un espectáculo elocuente y diferente. Desde el uso de fuego del Demonio hasta la sangre que corre de su larga lengua, que terminaron influenciando a muchas bandas en todo el mundo.

Uno de los temas más emblemáticos de Kiss es I Was Made For Lovin’ You (Estaba hecho para amarte), pero otros como King of The Mountain, Exciter, Stand o Cold Gin son canciones que demuestran el talento de composición que posee la banda. Simmons compuso gran parte del material, por eso es considerado un genio musical.

Kissin’ Time tiene alrededor de 100 vistas por programa y aunque parezca poco, la vistas después en la página de YouTube tranquilamente se multiplican por cinco.

El programa que sale al aire por YouTube y Facebook Life cada 15 días no brinda ninguna ganancia económica, pero para quienes lo hacen y escuchan es un tributo a la banda de sus amores.

Son fanáticos que brindan su conocimiento para quienes inician con esta pasión de seguir a la banda con mayor exposición a nivel mundial, lo que la hace una de las mejores bandas de rock de todos los tiempos.

Tuvieron contactos en vivo con Kulick, un guitarrista que formó parte del grupo de 1984 a 1996, y participó contando sus experiencias de compartir escenario con el grupo que es considerado por muchos una banda muy comercial, obviamente tienen este concepto quienes no conocen a profundidad el trabajo de Kiss y su extensa trayectoria.

Otros personajes como Fer Núñez, un mexicano experto en rock, participó del podcast. Núñez es considerado un ícono del periodismo especializado en el género.

KISS TIME
Cada año (excepto durante la pandemia) fans de la banda se reúnen para rockear, intercambiar ideas, datos e incluso algunos artículos. Muchachos muy jóvenes y fans con mucha experiencia se dan cita usando poleras de la banda y con las caras pintadas de uno de los cuatro integrantes, The Demon (el demonio) Gene Simmons; The Starchild (El hijo de las estrellas) Paul Stanley; The Cat o The Catman (el gato) Peter Criss y Eric Singer, The Spaceman o Space Ace (astronauta) Ace Frehley y Tommy Thayer.

Katherine Neferthaly Paniagua asistió a diversos eventos con el rostro pintado como cada uno de sus personajes, incluso de los que nos son tan conocidos, como The Bandit Starchild (la bandida) que sólo lo usó una vez, Fox (el zorro) y la Cruz Egipcia que son atuendos poco conocidos, incluso por los fans más acérrimos.

Paniagua cuenta con orgullo sobre los tatuajes que tiene, entre ellos uno en la pierna con la cara del “Demonio” de Kiss.

“Antes me gustaba el metal, pensaba que Kiss era una banda comercial, pero por fortuna conocí a Romel y él me hizo escuchar muchos álbumes y me abrió el espíritu de fan de Kiss. Son versátiles. El 74 fue la primera banda que hizo algo diferente, los integrantes se pintaron la cara y por eso los tildaron de satánicos, y se creó el mito de que Simmons comía pollos vivos, que tenía la lengua operada y eso es lo que me gustó, esa rebeldía que hizo que ganaran muchos adeptos”, explicó.

Los fanáticos de Kiss llegan a extremos, es el caso de Romel Valle, quien viajó a un concierto para verlos y pagó cerca de 1.000 dólares para tomarse una foto con la emblemática banda.