Los permisos fueron suspendidos en Santa Cruz y Beni a fin de que no se registren incendios forestales. Foto: Archivo

Bolivia Digital

La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) confirmó que mediante una resolución todos los permisos de quema han quedado suspendidos en Santa Cruz y Beni a fin de que no se registren incendios forestales, hasta que pase el factor climático.

Asimismo, se informó que no se recepcionará ninguna solicitud para el manejo de fuego, por lo tanto, todo tipo de quema en ambos departamentos se ha vuelto ilegal y quienes incurran en ello serán sancionados de acuerdo a la ley por el delito de incendio o destrucción de los recursos naturales.

De igual manera, se investigará a todas las personas que incurran en ese delito puesto que se quiere evitar que se produzcan incendios forestales como los ocurridos en 2019, cuando se perdieron millones de hectáreas en la Chiquitanía.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, indicó que ya se instaló un Centro de Operaciones de Manejo de Incidentes en Roboré (Santa Cruz) a fin de planificar las acciones que se realizarán para evitar posibles incendios.

La autoridad se reunió este martes con comandantes de las Fuerzas Armadas, del Viceministerio de Defensa Civil, la ABT, Bomberos y otras autoridades locales y nacionales.

“Hay un plan con una fase de planificación, capacitación, equipamiento y reconocimientos terrestres, en tanto que la tercera fase establece el repliegan de unidades, una coordinación milimétrica, para planificar, orientar, generar la logística para que los incendios sean controlados lo antes posible”, manifestó.

Añadió que en la ciudad de Santa Cruz también hay un centro de crisis para el manejo de incendios y que luego de visitar las diferentes unidades se contará con un plan para estar un paso adelante de los incendios.

“Para ello requerimos el apoyo de la población, empresarios y microempresarios. Hay una pausa en Beni y Santa cruz y nadie puede chaquear, esa es la parte fundamental para que no haya incendios. Si vienen de otros países (incendios) es más fácil coordinar y adelantar, esa es la intención de este Gobierno, nadie quema”, estableció.

El centro de incidentes abarcará a cuatro sub centros, entre ellos en Roboré, San Ignacio y Camiri. Las autoridades verán la parte logística con que cuentan las alcaldías a fin de establecer la capacidad de defensa para atender los temas como el transporte y los reconocimientos aéreos para ver focos de calor e incendios.