Certificados de PCR negativo para coronavirus, e Alasita. Foto: Jorge Mamani.

Bolivia

Pese a las restricciones municipales, los comerciantes y la población paceña se dieron modos para cumplir con la tradición de la Alasita de comprar —al mediodía del 24 de enero— en miniatura lo que desean que se haga realidad en su vida.

Este año, los artesanos sumaron a la oferta de productos las alcancías con forma del coronavirus y un kit de certificados de buena salud, entre ellos la prueba PCR negativa para el Covid-19.

¡Compre su certificado de PCR negativo de Covid!, voceó Sara, enseguida la gente sorprendida se acercó a comprar su certificado negativo al virus y luego hizo fila para sahumar el documento.

“Es una tradición que nadie puede cambiar, ahora traemos como novedad los certificados de buena salud”, dice la comerciante que instaló su puesto de venta cerca de la plaza Uyuni.

En otro punto de venta callejera estaba Elizabeth con los mismos productos tomando todas las medidas de bioseguridad. “Nosotros también queremos cuidar la salud de todos y estamos con nuestro alcohol en gel y los barbijos. No queremos que haya más contagios, es lo que le pedimos a nuestro rey de la abundancia (el Ekeko) y sobre todo salud”, exclamó la artesana. 

 Para 2021, el municipio de La Paz suspendió sin fecha la realización de la tradicional feria de la Alasita para evitar brotes de contagio por la pandemia. Sin embargo, la tradición y a fe se impusieron a la norma.

Algunas autoridades también expresaron sus deseos de buena salud y bienestar. “Este año pedimos para todas las bolivianas y bolivianos salud, pruebas y vacunas. Que sea en buena hora la celebración de la Illa del Ekeko”, posteó la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón en su cuenta de Twitter:

En tanto que los candidatos a la Alcaldía paceña César Dockweiler por el MAS e Iván Arias por la alianza Somos Pueblo también asistieron a algunos puntos de la ciudad para regalar billetes en miniatura y pedir por la salud de los paceños.

El presidente Luis Arce Catacora recordó en su cuenta de red social que la Alasita es Patrimonio de la Humanidad, declarada por la Unesco en 2017.