Infografía: Javier Pereyra

Bolivia Digital

La instalación de cámaras de desinfección, el control estricto de los perímetros en sectores comerciales, además del lavado y fumigación de áreas públicas, son tres acciones que ejecuta la Alcaldía para contener la propagación del COVID-19 en Max Paredes, el macrodistrito con más casos positivos del municipio paceño.

El distrito 10 de la zona también se sumó al plan de contención con sus vecinos, que destinaron recursos del Plan Operativo Anual (POA) para la compra de 50 mochilas fumigadoras, informó el subalcalde, Juan Carlos Sandóval.

«También tenemos la solicitud del distrito 9, de zonas como Mariscal Santa Cruz, Chualluma y 5 de Agosto. Estas zonas van a adquirir las mochilas la próxima semana. El distrito 7 tampoco se queda atrás y nosotros estamos coordinando para facilitarles estos equipos», afirmó la autoridad.

La primera acción mencionada por Sandóval tiene que ver con los perímetros de control que están instalados en las calles Reyes Cardona, Baptista, Kollasuyo, plaza Garita de Lima y mercado Hinojosa.

La Subalcaldia de Max Paredes instaló cinco cámaras de desinfección en el ingreso a los perímetros de control, mientras que comerciantes de carne de los mercados Uruguay e Hinojosa instalaron otras por su cuenta, indica nota de prensa.

El control estricto a la circulación vehicular y peatonal en 33 puntos es otra acción de contención sanitaria, además de la exigencia de medidas de bioseguridad. Sandóval dijo que se verifica el carnet de identidad para el tránsito, según terminación de dígito.

El control en los centros de abasto y áreas comerciales se realiza hasta las 12.00. Por la tarde, en coordinación con el Sistema de Regulación Municipal (Siremu) y la empresa recolectora de residuos sólidos, se lava y desinfecta estos sectores, que constituye la tercera acción de contención.

Asimismo, los funcionarios de la subalcaldía desinfectan, día por medio, diferentes vías y áreas públicas de las 105 zonas que son parte de los distritos 7, 8, 9 y 10.