Casa de la familia Bacarreza, principal afectada por el derrumbe. (Foto: RRSS)

• Naira C. De la Zerda /

La alcaldía ignora a vecinos de Obrajes, quienes fueron afectados por el desplome de un muro de contención. Los principales damnificados, la familia Bacarreza, dieron a conocer que el municipio asegura que es un problema entre privados.

Además de la casa de esta familia, dos edificaciones más presentan rajaduras, informó Belén Bacarreza, propietaria de la vivienda que quedó partida casi a la mitad. Sin embargo, los inspectores municipales que llegaron hasta el predio afirmaron que la tragedia era un hecho que debía resolverse entre privados.  

“Antes de que se cayera el muro de la construcción de al lado, nosotros notificamos a la alcaldía lo que estaba pasando. Solo vienen para advertirnos que tenemos que desalojar la casa. Estamos esperando el resultado de su investigación y necesitamos que tomen parte como intermediarios entre nosotros y la empresa constructora, más aún cuando hay más edificaciones afectadas”, detalló a Bolivia TV.

 La empresa se reunió con los principales afectados y llegaron a un acuerdo verbal, en el que se estipula que los constructores se harán cargo de los gastos.