Una gasolinería de la ciudad de La Paz. (Foto: Internet)

Bolivia Digital

La cuarentena rígida, por el riesgo sanitario alto, está vigente en el municipio paceño y la Alcaldía informa que el transporte público y privado no puede circular en las calles de La Paz y que, además, el Gobierno definió prohibir el abastecimiento de combustible a vehículos que no tienen la autorización respectiva.

La Paz y El Alto extendieron las restricciones por una semana más. El artículo 4 de la normativa referida establece para los municipios de riesgo alto: “La suspensión de circulación vehicular pública y privada, excepto las señaladas en el presente Decreto Supremo”.

El alcalde Luis Revilla se refirió a este tema, que fue abordado hoy en reunión con la Policía, Fuerzas Armadas (FFAA) y el Viceministerio de Seguridad Ciudadana, cuyo titular, Wilson Santamaría, fue quien mencionó la prohibición del suministro de combustible.

“Como ha confirmado el viceministro, no se puede vender gasolina a vehículos que no tienen autorización de circulación”, afirmó el burgomaestre paceño luego del encuentro de coordinación.

Según un boletín de prensa del Ministerio de Gobierno, está vigente una Resolución Multiministerial sobre la autorización de permisos de circulación. En la nota, Santamaría menciona que «ya coordinó con la agencia de hidrocarburos para que el combustible se venda solo a los motorizados que tengan permisos de circulación emitidos por el Ministerio de Gobierno, bajo un control estricto».

“Todas estas acciones no tienen como fin perjudicar a ningún sector, al contrario, tienen como objetivo proteger la vida de las personas», afirmó la autoridad gubernamental.

El decreto nacional de la cuarentena dinámica menciona que, sin tomar en cuenta el nivel de riesgo, solo podrán circular vehículos con el traslado de personal del sistema de salud, Fuerzas Armadas, Policía Boliviana, sector industrial y manufacturero, agropecuario, minero. Además de actividades de provisión de insumos y materias primas, de servicios de entrega a domicilio y otras que por naturaleza del servicio estratégico deben prestar servicio.

Revilla mencionó que no hay posibilidad que desde el lunes circulen coches del transporte público, ya que al margen de la restricción de combustible, tampoco habrá pasajeros.

Ante esa realidad, la Federación de Choferes Primero de Mayo aceptó la invitación de la Alcaldía de dialogar desde este lunes, en mesas de trabajo, para analizar las condiciones que operará el servicio cuando se flexibilice la cuarentena.