INFO

 

Redacción central – Edición impresa

Ante la llegada de la época de lluvias, la Alcaldía de La Paz emitió varios consejos para que la ciudadanía proteja  sus viviendas y el entorno de ellas a fin de evitar emergencias.

Las recomendaciones se dividen en dos grupos: en aquellas que tienen que ver con el interior de los domicilios y las que se refieren a su entorno.

El secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, Vladimir Toro, se refirió a cuatro sugerencias para cuidar las viviendas en sí. Primero pidió que se hagan revisiones a los sistemas pluviales, como los sanitarios (la alcantarilla) y la cubierta de la morada (los techos).

Segundo, dijo que los vecinos deberían revisar la existencia o no de grietas y rajaduras en las paredes, y finalmente identificar los hundimientos y sifonamientos en la vivienda.

El responsable del Centro de Operaciones de Emergencias, Mauricio Claros, añadió a esas recomendaciones que las familias que tienen jardines dentro de sus viviendas deben limpiarlos y recortar el césped para  evitar que el agua se detenga y se infiltre, lo cual podría derivar en movimientos de tierra.

“Son medidas que uno puede ir tomando dentro de la viviendas, hacer un buen mantenimiento del sistema de drenaje, verificar que los patios estén bien impermeabilizados, que no tengamos rajaduras por donde se infiltre el agua y con esto podríamos evitar una gran mayoría de las emergencias dentro de las viviendas”, destacó. 

Advirtió que el 90% de las emergencias por las lluvias se presentan por problemas dentro de las viviendas.

El alcalde Luis Revilla presentó el jueves el Plan de Preparación y Respuesta ante Emergencias y Desastres para la época de lluvias, el cual incluye la instalación de 17 bases bravo en toda la ciudad, además de la movilización de 470 personas, entre técnicos y obreros especializados en la atención de contingencias. Toro recordó que la comuna paceña cuenta con la línea gratuita 114, que está disponible para que cualquier vecino alerte sobre alguna contingencia en sus viviendas o barrios. En el caso del entorno de las moradas, también existen consejos municipales.

El responsable del Centro de Operaciones de Emergencia recomendó a la gente impermeabilizar los taludes, hacer el peinado de estos, es decir, formar banquinas y evitar el movimiento de tierras porque pueden ocasionar desmoronamientos.

“Se debe evitar hacer cortes. No hacer excavaciones para ampliar los patios, porque esto genera puntos de debilidad que pueden provocar derrumbes y puntos de deslizamiento”, recalcó.

Toro añadió que los vecinos de estas laderas deben vigilar  las áreas comunes, donde generalmente se producen grietas o asentamientos para en caso necesario alertar a la Alcaldía ante la recurrencia de alguna emergencia.

Además, Claros dijo que las construcciones ubicadas en las laderas deberían realizarse según las normas de construcción, de acuerdo con los planos elaborados por profesionales arquitectos y aprobados por la Alcaldía, y no con base en los cálculos de los albañiles o de los dueños.