Camacho y Pumari sellan acuerdo para ir juntos a las elecciones de 2020. (Foto: ABI)

Romina Montoya /

La caída de Evo Morales en 2019 despertó la ambición de poder de varios líderes que aseguraron una y otra vez que no buscaban llegar a la presidencia. Es el caso de los exlíderes cívicos Luis Fernando Camacho y Marco Antonio Pumari, quienes trabajaron juntos para generar desestabilización en el país hasta conseguir que el Presidente de ese entonces renuncie a su cargo.

Como una narrativa de novela, la amistad que mantuvieron ambos dirigentes fue resquebrajada a tal punto que ya no hubo coincidencias de lucha, después de traicionarse entre ambos por manejar el país.

El 26 de noviembre, 16 días después de la renuncia de Morales y la conformación de un gobierno de transición encabezado por Jeanine Añez, Camacho y Pumari anunciaban la posibilidad de ser candidatos.

Nada estaba dicho hasta que Camacho presentó, el 29 de noviembre de ese año, su carta de renuncia a la presidencia del Comité Cívico pro Santa Cruz para comenzar su carrera electoral con miras a las elecciones generales.

Inmediatamente, Pumari dijo sentirse sorprendido con la renuncia de Camacho a la entidad cívica de Santa Cruz. A partir de ahí se generó una tensa situación entre ambos. Camacho comenzó a presionar a Pumari para que tome la decisión de ir como su aliado, en calidad de candidato a la vicepresidencia.

“Yo sólo estoy respetando mi compromiso con él (Pumari). Confirmamos el lunes en Potosí que yo iba a la presidencia y él a la vicepresidencia y la decisión que hemos girado en torno al pedido que nos han hecho los sectores en La Paz”, afirmaba Camacho.

El 8 de diciembre se difundió un audio en las redes sociales, en el que Pumari habría pedido al excívico cruceño $us 250 mil y el control de la Aduanas de Potosí y Oruro a cambio de aceptar la candidatura a la vicepresidencia. El excívico, admitió que la voz que se escuchaba en el audio era suya y negó haber hecho tales peticiones a Luis Fernando Camacho.

El polémico audio acrecentó las diferencias entre los cívicos. Pumari aclaró que ese audio sólo presentaba una parte de la conversación y que el dinero del que se hablaba era para financiar la logística de su campaña electoral y que no era un pago por aceptar la candidatura vicepresidencial.

Luis Fernando Camacho.

Camacho, a través de un mensaje de redes sociales, aseveró que él no filtró ese audio. “Yo no puedo llevar de compañero de fórmula a una persona que no es capaz de distinguir que el uso corrupto de las Aduanas es un crimen. ¿Qué nos esperaría en el futuro?”.

El líder de Comcipo acusó a Camacho de grabar y filtrar su conversación para promover una guerra sucia en su contra, algo que el acusado negó y rechazó rotundamente. Sin embargo en una entrevista en CNN, el cívico cruceño reveló que en el hotel Cortez, lugar donde se realizó la reunión con Pumari, se hizo la grabación de la conversación de los cívicos.

El binomio sella un acuerdo rumbo a las elecciones

Ambos líderes fueron vistos nuevamente la madrugada del 31 de diciembre con la consolidación del acuerdo, en el que definen que irán juntos a las elecciones de 2020, con Luis Fernando Camacho a la presidencia y Marco Antonio Pumari a la vicepresidencia. Sin que se haya definido todavía con qué organización política podrían candidatear.

En el acuerdo firmado entre ambos, señalan que dejan de lado cualquier inconveniente o malentendido del pasado, “por el interés superior de la nación”.

Sin embargo, otra ruptura del binomio se da ya en pleno proceso eleccionario que genera fricciones y diferencias entre Camacho y Pumari en la conformación de las listas de candidatos a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP). Aunque aseguraron que su gabinete sería conformado en base a decisiones consensuadas, donde los mejores hombres y mujeres estarían en la ALP.

linkedin