Fotos: Archivo

• Luis Fernando Cruz /

Los programas de gobierno de los partidos políticos con preferencia electoral para los comicios presidenciales del 18 de octubre de 2020 reflejan propuestas para convertir al Estado Plurinacional de Bolivia en un país con un modelo productivo, soberano y solidario frente a otro neoliberal, privatizador y dependiente.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), Comunidad Ciudadana (CC), Creemos y otras cinco fuerzas presentaron sus programas al Tribunal Supremo Electoral en febrero de 2020 para habilitarse como postulantes a ocupar la silla presidencial por decisión del soberano en las urnas.

El Órgano Electoral, a través de su página digital, puso a consideración de los más de 7,3 millones de bolivianas y bolivianos habilitados para votar las propuestas para apoyar quienes los convenzan.

MAS

El binomio presidencial Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes señalaron, por separado, que su propuesta rescata la pluralidad bajo el principio de gobernar escuchando al pueblo, develando la diferencia abismal con los planes que no renuncian a su interés de mantener una sociedad individualizada para que la voz de las mayorías no se escuche.

MODELO ECONÓMICO

En ese contexto, el programa del Movimiento Al Socialismo apuesta por la consolidación de un proceso de transición hacia una sociedad más equitativa y un país con mayores niveles de desarrollo social, económico y ambiental, a través del Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP).

El objetivo es sentar las bases económicas, políticas, sociales y culturales para posicionar a Bolivia en su Bicentenario como un país más fuerte, más inclusivo, más diverso y más próspero. Integrado en lo territorial, con estabilidad económica y como articuladora sudamericana. Asegura que después que el proceso de cambio superó con éxito el reordenamiento político, social y económico, dio paso la redistribución equitativa de la riqueza y se inició la industrialización de los recursos naturales de manera selectiva para alcanzar el futuro que queremos, en la que las nuevas generaciones que crecieron junto al proceso de cambio encuentren un lugar en su patria, que accedan a un empleo digno y a oportunidades económicas, que cuenten con una formación de calidad y que gocen progresivamente de los servicios universales.

OTROS RUBROS

Asimismo, garantiza la incursión en nuevos rubros, después de la industrialización, priorizando el desarrollo de las ramas más modernas de la economía, como el apoyo a los jóvenes para que ingresen a la industria del software y la economía digital, explorando las posibilidades de la inteligencia artificial y la energía nuclear con fines pacíficos, sin descuidar a los actores tradicionales de la economía plural, como los pequeños productores del área urbana y rural.

APARATO PRODUCTIVO

Plantea continuar con la diversificación económica para proyectar el país hacia el futuro, avanzando en la modernización y ampliación del aparato productivo con el propósito de seguir generando el excedente económico que será la base para cumplir con las tareas que se plantean en la Agenda del Bicentenario.

Señala que el aprovechamiento de la reserva de litio, la más grande del mundo, ya no es un sueño, sino una realidad palpable; el Estado junto a capitales privados está empezando a desarrollar.

La meta es especializarnos e insertarnos en los primeros eslabones de la industrialización de baterías en un mundo que tiene el reto de abandonar los combustibles fósiles. Además de profundizar la diversificación de la matriz energética, un proceso que va de la mano de la transformación de nuestra economía.

COMUNIDAD CIUDADANA

El plan de gobierno de la alianza política Comunidad Ciudadana, de Carlos Mesa, plantea el inicio de una nueva era productiva de bienes y servicios respetando la naturaleza, pero no explica cómo lo va a concretar.

Afirma que no se identifica como un frente neoliberal ni populista, sino como un movimiento de emprendedores jóvenes y mujeres, de campesinos, ecologistas y autonomistas; pero, sobre todo, como ciudadanos con iguales deberes y derechos.

Plantea un futuro en el que la base de los ingresos es la explotación racional y sostenible de los recursos naturales, sin corrupción, con trabajos dignos, servicios de salud y educación de calidad preservando el medioambiente.

Comunidad Ciudadana ofrece una plataforma de transformación democrática, economía sostenible y comunidades inteligentes para afrontar los desafíos del siglo XXI consolidando una sociedad justa, en democracia, en libertad, sin discriminación, sin racismo, con oportunidades y desarrollo, pero no explica cómo se van a alcanzar esos objetivos.

CIERRE DE EMPRESAS

Propone que las empresas YPFB, ENDE, Entel, BOA y otras que juegan un papel estratégico se mantendrán bajo dominio del Estado, porque son la base de una economía sostenible. Comunidad Ciudadana impulsará que los profesionales bolivianos administren estas empresas, que serán gestionadas con transparencia y eficiencia.

Sin embargo, las empresas estatales pequeñas como Cartonbol, Papelbol, EBA y otras que son una competencia desleal a los consorcios privados serán objeto de auditorías y de evaluaciones técnicas para definir su viabilidad económica y social. Además, que la industrialización del litio se hará a través de compañías extranjeras, previa coordinación con las instituciones de Potosí.

El binomio presidencial por Comunidad Ciudadana confirma su candidatura.

PROPUESTAS GENERALES

Los frentes políticos de derecha propusieron fortalecer las áreas de salud y educación con la construcción de infraestructuras y sus equipamientos en las ciudades capitales, pero no hacen referencia a las zonas rurales y a la contratación de profesionales médicos, enfermeros y profesores.

Tampoco mencionan las políticas en favor de los pueblos indígenas de tierras altas y bajas, se limitan a señalar que sus derechos están incorporados en la Constitución Política del Estado. No garantizan la integración caminera nacional y menos políticas sociales para los sectores sociales más necesitados del país.

Creemos planteó consolidar el federalismo en 10 años

El candidato a la presidencia por la agrupación política Creemos, Luis Fernando Camacho, afirmó que en 10 años iba a consolidar el federalismo si ganaba las elecciones presidenciales del 18 de octubre de 2020.

En acalorado discurso, durante su campaña en la ciudad de Potosí, el líder de la movilización para el golpe de Estado en Bolivia en octubre de 2019 dijo también que la industrialización del litio se hará a través de empresas privadas transnacionales, previa coordinación con las instituciones vivas de esa capital.

“Por eso estamos peleando, para esa descentralización profunda, para que en 10 años podamos finalizar con un federalismo tan anhelado que necesitamos y vamos a trabajar estos cinco años para que se profundice la descentralización y podamos finalizar nuestra gestión con la línea clara del camino al federalismo que constituye la base de la estabilidad democrática, económica, política y social”, manifestó.

Asimismo, propuso desmontar el Estado autoritario, reformar el sistema político para garantizar el empoderamiento de los ciudadanos; descentralizar el Estado, profundizando las autonomías con cohesión territorial.

Reorientar la economía hacia un crecimiento de largo plazo innovando la ciencia, el talento y la iniciativa de emprendedores respetando nuestras raíces, nuestras costumbres y los ideales de igualdad entre todos los bolivianos.

linkedin