La Casa de la Libertad, lista para ser el escenario del mensaje del presidente Luis Arce Catacora. (Foto: Archivo)

• Naira C. de la Zerda/

Sucre, la ciudad blanca, vuelve a ser la anfitriona de los actos principales por el aniversario de independencia de Bolivia, luego de casi una década. La capital del Estado se prepara con intensas medidas de bioseguridad, buscando reactivar el turismo en la región. 

Limpieza, desinfección y controles a hoteles y centros de entretenimiento son las principales medidas que tomó el municipio de la urbe para los visitantes que llegarán a los actos oficiales de mañana.

“Son días de regocijo, en los que estamos mostrando nuestro amor a la patria. Para esta ocasión, Sucre se ha estado preparando, también porque son años previos al Bicentenario de la creación de Bolivia y debemos llegar a esta fecha en las mejores condiciones posibles”, comentó el alcalde de esta ciudad, Enrique Leaño.

Para ello se realizó una campaña de aseo de todo el casco viejo y de las zonas turísticas, además de desinfecciones para garantizar que no se presenten contagios masivos de Covid-19. También se inspeccionaron hoteles y hostales para garantizar higiene y medidas de seguridad en todos los espacios de alojamiento.

Las actividades oficiales se iniciaron ayer, con una sesión de honor del Concejo Municipal y un acto por el aniversario de la Asociación de Municipalidades de Chuquisaca que contó con la presencia del vicepresidente, David Choquehuanca.

El colegio Nacional Junín abrió el desfile escolar, que también se realizó ayer, celebrando su aniversario 196, solo uno menos que los 197 que cumple Bolivia.

Mañana, los actos comenzarán con una mesa ritual en honor a la Pachamama. Luego se izarán banderas y el mensaje presidencial empezará a las 10.00.