Banderas durante la cumbre de la Celac en 2015 en Costa Rica. (Foto: RT)

RT /

La VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) arranca hoy en Buenos Aires con el objetivo de avanzar en la recuperación e integración de la economía en Latinoamérica y el Caribe.

Creada en febrero de 2010, la Celac está integrada por 33 naciones y es considerado uno de los mayores foros de debate de América Latina.

Argentina ostenta la presidencia pro-tempore del organismo y entre los jefes de Estado que asisten se encuentran: Miguel Díaz-Canel (Cuba); Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil); Gabriel Boric (Chile); Luis Arce (Bolivia); Gustavo Petro (Colombia); Xiomara Castro (Honduras); Luis Lacalle Pou (Uruguay) o Mario Abdo (Paraguay).

No estará presente el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, que en último momento canceló el viaje tras conocerse un plan de agresión contra la delegación presidencial.

La cumbre cuenta también con invitados de China, EE.UU. y la Unión Europea (UE). Presidido por el mandatario argentino, Alberto Fernández, el evento –que se realiza en el Sheraton y bajo estrictas medidas de seguridad– está marcado por la vuelta de Brasil, después de que saliese de este mecanismo en enero de 2020, durante la administración del ultraderechista Jair Bolsonaro.

«Protagonismo internacional»

En la reunión que mantuvieron el lunes Fernández y Lula se dejó claro que unas de las metas es que la Celac «recupere protagonismo internacional».

Entre los objetivos está la promoción del diálogo político, la concertación y la cooperación regional en una amplia variedad de temas como: seguridad alimentaria y energética, salud, inclusión social, desarrollo sostenible, cuestión de género, cambio climático, seguridad alimentaria, migraciones, transformación digital o infraestructura.

El lunes en el Palacio de San Martín, sede de la cancillería argentina, se cerró, según la prensa, el texto de la Declaración de Buenos Aires con más de 100 puntos que serán debatidos en la cumbre.

«La reafirmación de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz ha sido un punto transversal en la declaración (…) lo cual da un mensaje muy claro de esa vocación pacifista, de resolver los problemas sobre la base de los principios del derecho internacional, del respeto a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos de los estados», comentó la viceministra cubana de Relaciones Exteriores, Anayansi Rodríguez.

La Celac se celebra este año en medio de la alerta que generó el asalto de radicales bolsonaristas a las sedes de los tres poderes en Brasil y la tensión política y humanitaria que enfrenta Perú, así como las crisis internas que padecen varios de los países de la región.

También está previsto que el presidente argentino haga un balance de gestión sobre 70 acciones desplegadas en este año bajo su presidencia. En el evento -donde los diálogos de los mandatarios son a puerta cerrada, sin acceso a la prensa- también se definirá quién será el próximo presidente protémpore del mecanismo. El candidato es San Vicente y las Granadinas, pero para que salga adelante se necesitará el consenso de todos los países.