Un silencioso vacío sume a La Paz en una inusual imagen por el ...
Una vista de El Prado paceño, sin tránsito vehicular.
Foto: Jornada.com.bo

AMN/Bolivia Digital

La cuarentena no sólo incide de manera positiva en la contención del brote de coronavirus en La Paz, sino que también aporta a reducir la contaminación ambiental, según se puede constatar en los datos ofrecidos por la Alcaldía de La Paz, que dan cuenta que la contaminación durante la última semana de marzo se redujo en 56% en relación al 2019.

Según un informe emitido por la Secretaría Municipal de Gestión Ambiental (SMGA) al que tuvo acceso la Agencia Municipal de Noticias (AMN) da cuenta que la ausencia de movilidades y actividades en el área urbana “marca una gran diferencia en la calidad del aire y de la presión sonora en el Municipio de La Paz”.

Otra manera de evaluar cómo está el aire en este periodo de cuarentena en relación a otros años ha sido la comparación de la calidad del aire del domingo 29 de marzo pasado con los días del peatón de las gestiones 2019 y 2018, dadas las condiciones similares en cuanto a la restricción de vehículos.

“Los resultados obtenidos de la evaluación de la calidad del aire en el Municipio de La Paz, permiten apreciar que el aire que se respira actualmente está muy por debajo de los 50 microgramos por metro cúbico (µg/m3) establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en fechas anteriores a la declaratoria de la Emergencia Sanitaria y Cuarentena, el aire se encontraba en un rango de 45 a 80 µg/m3 y ahora se reportan concentraciones que están alrededor de los 12 µg/m3”, señala parte del informe.

Contaminación sonora

En relación a la presión sonora o acústica de la ciudad, el informe indica que esta disminuyó en un 44%, como un efecto favorable de la cuarentena total. Los datos muestran valores muy por debajo de los límites permisibles señalados por el Reglamento en Materia de Contaminación Atmosférica que corresponde a 68 decibeles dB(A).

“El equipo técnico de la Secretaria Municipal de Gestión Ambiental, realizó mediciones sonoras en diferentes puntos de los macrodistritos Centro, Cotahuma, Max Paredes y Sur, a lo largo del eje troncal, al ser los puntos cotidianamente más afectados por la contaminación acústica generada por fuentes móviles, para determinar el nivel de presión sonora registrado con la circulación de personas y vehículos, teniendo valores excepcionales en la disminución de estos impactos”, se lee en el reporte de la SMGA.