La gente toma bebidas frente a le Sacre Coeur en París el día de hoy, cuando entra en vigencia un levantamiento parcial de las restricciones introducidas hace dos meses para combatir la propagación de la pandemia de Covid-19 causada por el nuevo coronavirus. (Foto: AFP)

AFP

La pandemia del coronavirus alcanzó una etapa crítica en Latinoamérica este miércoles, con cifras récord de muertes en Brasil y un agudo aumento de los casos en Chile, en un momento en que varias ciudades europeas avanzan en un cauteloso desconfinamiento.

A medida que el coronavirus remite en Europa -donde se registran 160.000 muertos- y las autoridades presentaron un plan para las vacaciones del verano boreal, la curva de contagios se dispara a Latinoamérica y amenaza con colapsar los servicios sanitarios.

En un momento en que el número de muertos en el mundo alcanza los 294.000, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que es posible que el virus nunca desaparezca. 

En las últimas 24 horas se contabilizaron 749 nuevos muertos en Brasil por la pandemia, que ya se ha cobrado 13.149 vidas en el país.

Las personas mantienen la distancia de seguridad mientras hacen cola frente a un supermercado en Santiago, el 13 de mayo de 2020, dos días antes de que comience una cuarentena total en la capital chilena para ayudar a frenar la propagación del nuevo coronavirus. (Foto: AFP)

Con más de 11.000 infectados un día, Brasil contabiliza 188.974 casos, el país más golpeado de la región ya que acumula casi la mitad del número de contagios de América Latina y el Caribe, que el miércoles superó los 400.000.

A Brasil le siguen Perú, con de 76.306 contagios y 2.169 fallecidos, y México, con 38.324 casos y 3.926 muertos.  

El martes, la OPS advirtió que los sistemas sanitarios de Rio de Janeiro y de Lima están «al límite» y este miércoles médicos y enfermeras protestaron en varias ciudades de Perú para denunciar la falta de elementos de protección. 

En Chile, las autoridades decretaron cuarentena total en Santiago después de que el miércoles se registraran 11 nuevos muertes y 2.660 casos de covid-19 en 24 horas, un 60% más que el día anterior. El país tiene ya 34.381 contagiados y 346 fallecidos.

El presidente de México Andrés Manuel López Obrador anunció que ya está la luz que indica la «salida del túnel». En una primera fase, 269 municipios en 15 de los 32 estados mexicanos que presentan muy pocos casos positivos, retomarán actividades laborales y reiniciarán clases desde el 18 de mayo. 

En un momento en que empresas y gobierno buscan frenéticamente una cura y una vacuna contra el coronavirus, Bolivia se aventuró a probar un medicamento antiparasitario, frecuentemente utilizado en animales, para tratar el virus.

La amenaza de una segunda ola

Un miembro del ejército italiano, que usa un traje y una máscara protectora, rocía desinfectante fuera de la iglesia Santuario della Madonna del Divino Amore el día de hoy en el distrito sur de Castel di Leva de Roma, durante el cierre del país destinado a frenar la propagación de la infección causada por el nuevo coronavirus. (Foto: AFP)

Rusia, el segundo país con más casos, registró más de 10.000 contagios adicionales en 24 horas tras un relajamiento de las medidas de confinamiento.

El gobierno ruso reconoce 2.212 muertes causadas por la COVID-19, pero muchos críticos del Kremlin sospechan que las autoridades atribuyen otras causas a muertes por coronavirus.

En Gran Bretaña, con 32.682 muertos y 226.463 casos, los ciudadanos volvieron el miércoles al trabajo en autobuses abarrotados o incluso pudieron jugar al golf en el primer día de la flexibilización de un confinamiento que continuará parcialmemente hasta junio.

En Hong Kong se registraron el miércoles dos contagiados de coronavirus, poniendo así fin a un periodo de 24 días sin que se detectaran nuevos casos, haciendo temer un rebrote de la epidemia. 

En China continental la ciudad de Jilin, en el noreste del país, impuso confinamiento parcial tras la aparición de nuevos casos, haciendo temer una segunda oleada de contagios. 

La OMS se mostró «sorprendida» por la falta de preparación de algunos países para hacer frente a una pandemia como la del nuevo coronavirus, declaró a la AFP la responsable de riesgos infecciosos de la organización, Sylvie Briand.

«Cuando se compara, por ejemplo, lo que ocurre en Europa, en Estados Unidos y en Asia, se ve claramente que los países asiáticos están mucho más preparados», dijo tras recordar que la aparición en 2003 del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) «dejó cicatrices importantes», tanto en la salud como en la economía de los países asiáticos.

Voluntarios entregan suministros de alimentos enviados por la oficina del alcalde de Bogotá a familias vulnerables, en alerta naranja por alcanzar una de las tasas más altas de casos de coronavirus COVID-19, en Bogotá. (Foto: AFP)
LinkedIn