Voluntarios de la Cruz Roja rinden su homenaje a la institución internacional. (Foto: Gentileza)

.Redacción Central

La entidad celebró ayer 157 años desde su creación a nivel mundial. Tiene el objetivo de prevenir y aliviar el sufrimiento humano, proteger la vida y la salud.

El festejo quedó establecido en honor a Henry Dunant, su fundador, que nació en esta fecha.

Bolivia tiene 24 filiales, nueve son departamentales y 15 municipales, indicó el tesorero y miembro del directorio nacional de la Cruz Roja Bolivia, Reynaldo Villanueva.

“En el país tratamos de generar nuestros ingresos a través de cursos de capacitación de primeros auxilios en los institutos de enfermería que hay a nivel nacional”, comentó.

Este movimiento nació por la idea y el espíritu de Dunant, Premio Nobel de La Paz, quien presenció el horror de la guerra y sus consecuencias en la batalla de Solferino en Lombardía.

Conmovido por el abandono, el dolor y la desgracia en 1864 fundó la Cruz Roja Internacional en Ginebra.

Desde su nacimiento, esa institución se amparó bajo los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.

En la actualidad, continúa salvando vidas, como en los enfrentamientos de Colombia. Como institución humanitaria hace todo lo necesario para fortalecer aún más el apoyo a todas las personas.

“Bajo el lema ‘Juntos somos imparables’ recordamos que la unidad nos hizo más fuertes. Éste fue un año sin precedentes para nuestro personal y voluntarios, la pandemia por Covid-19 nos ha puesto nuevos desafíos. Por este motivo hemos aprendido a lidiar con un enemigo invisible desde nuestras casas y filiales con el objetivo de llevar esperanza a los que más la necesitan”, se lee en un comunicado.

Ayer los voluntarios en el país agasajaron la fecha con la presentación de ofrendas florales.