Infografía: Franz Rosas

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

Los municipios de Bolivia están a días de saber si ingresarán a la cuarentena dinámica en función a la valoración de su situación epidemiológica. Sin embargo, el hecho de que parte de la población deje el aislamiento social implica un riesgo de que los casos en algunas regiones se incrementen, por lo que expertos aseguran que esta etapa en la lucha contra el coronavirus (COVID-19) pondrá a prueba la disciplina de la población boliviana.

“El éxito de la cuarentena dinámica dependerá de la disciplina de la gente, de que cumpla con las disposiciones. Puede ocurrir que en algunos sectores la curva epidemiológica ascienda sin control. Si se mantiene la disciplina correspondiente los contagios van a estar controlados y no habrá desborde del sistema de salud como ocurrió en España o en Ecuador”, explicó el epidemiólogo Gonzalo Taboada.

La presidenta Jeanine Áñez y su gabinete ministerial determinaron ampliar la vigencia de la cuarentena por la emergencia sanitaria debido a la pandemia del coronavirus (COVID-19) desde el 1 al 31 de mayo de 2020, según se establece en el Decreto Supremo 4229.

La normativa dispone que adicionalmente se aplicará una cuarentena condicionada y dinámica, “basada en las condiciones de riesgo determinadas por el Ministerio de Salud, en su calidad de Órgano Rector, para la aplicación de las medidas correspondientes que deberán cumplir los municipios y/o departamentos”.

Dicha cuarentena dispone una clasificación de los municipios en tres categorías: Cuarentena en condiciones de riesgo alto, Cuarentena en condiciones de riesgo medio y Cuarentena en condiciones de riesgo moderado.

El embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mohammed Mostajo-Rajdi, explicó que la medida se asumió porque “hay municipios que no tienen ni un infectado, o que tienen uno o dos contagiados por semana”.

Ante esta situación, aseguró que en estos momentos el Gobierno necesita hacer un balance entre restaurar la economía, las fuentes laborales y mantener un número bajo de contagios.  

El Gobierno adelantó que a partir del 11 de mayo varios municipios ingresarán en esta cuarentena dinámica, siempre y cuando la evaluación del Ministerio de Salud así lo disponga.

Mostajo indicó que la implementación de la medida dinámica implica que puede haber una fluctuación en la cantidad de casos (un incremento es previsible), pero para tener control de esta situación el Ministerio de Salud analizará la situación epidemiológica de cada municipio “para ver si vale la pena abrirlo o cerrarlo”.

Esta valoración dependerá de que la población se maneje de manera disciplinada y que cumpla las disposiciones estipuladas en el Decreto Supremo 4229: distanciamiento físico como mínimo de uno y medio (1½) metros, uso de barbijo, lavado permanente de manos, cumplimiento de protocolos de higiene y bioseguridad y las restricciones en la salida de personas en la calle.

El inmunólogo Aldo Vacaflores afirmó que, en caso de ingresar a la cuarentena dinámica, la aplicación de estas medidas es suficiente para proteger a una persona ante un contagio.

“Nuestra sociedad tiene que adecuarse a vivir con el virus. El aislamiento social depende de que la persona no se aglomere, que mantenga la distancia recomendada, deben usar el barbijo correctamente, el lavado frecuente de las manos y al toser las personas deben hacerlo sobre el pliegue del codo”, recomendó.

Reiteró que una vez que el brote del COVID-19 en Bolivia ingrese a la meseta, es decir, adquiera un ritmo controlado en el aumento de casos de modo que no haya peligro que estos desborden los hospitales, no significa que se venció al virus, sino que la población debe mantener estas medidas para ayudar al control de la pandemia en el país.

Tres jóvenes bolivianos circulan con barbijos. Ocurrió antes de la cuarentena total.
Foto: ahoradigital.net.

Medidas a cumplir  

De acuerdo con el Decreto 4229, en caso de que la valoración hecha por el Ministerio de Salud determine que un municipio es de riesgo alto, este deberá regirse a las siguientes disposiciones, como la suspensión de todas las actividades públicas y privadas en todos los sectores, excepto aquellas relacionadas con atención médica, producción y provisión de alimentos, el trabajo de las Fuerzas Armadas, Policía y otros que sean de requerimiento indispensable para la población.

La circulación vehicular pública y privada continúa prohibida y el horario de atención al público será de 06.00 a 14.00 horas para las entidades públicas, bancarias y empresas autorizadas.

Se mantienen las medidas para la salida de personas, una vez por semana para fines de abastecimiento y atención en el sistema financiero, según el último número de la cédula de identidad, de acuerdo a normativa vigente. Las personas menores de dieciocho años, mayores de sesenta y cinco años y personas con enfermedades de base deben continuar con el confinamiento estricto.

Toda la ciudadanía en general está prohibida de salir de sus viviendas los fines de semana.

En los municipios que sean declarados de riesgo medio, se reestablecerán las labores en el sector público y privado, pero la jornada laboral se reducirá a seis horas, de lunes a viernes. Sin embargo, la circulación vehicular estará prohibida y las empresas deberán garantizar motorizados para que sus empleados se trasladen, previa autorización del Ministerio de Gobierno.

Las bicicletas y motocicletas pueden transitar, pero solo con fines labores, es decir que deberán llevar solo al conductor.

El horario de atención al público se ampliará desde las 06.00 a 15.00 y la circulación estará prohibida entre las 17.00 y las 05.00.

Los menores de 18 años y mayores de 65 años podrán salir una hora al día, de lunes a viernes, con fines de esparcimiento y solo a 500 metros alrededor de sus casas. En el caso de los niños, estos deberán estar acompañados de un adulto menor de 65 años.

Los adultos tendrán la opción de salir de sus casas los fines de semana por los alrededores de sus casas: los sábados los que tienen cédula de identidad con terminación de número par y los domingos con cédula de identidad con terminación de número impar.

Por último, en los municipios con riesgo moderado la jornada laboral se extenderá a ocho horas en horario continuo, entre las 06.00 y las 16.00, de lunes a viernes, según programación de cada entidad o empresa.

El transporte público y privado podrá circular bajo regulación de las alcaldías. En el caso del servicio público, habrá una restricción para salir a la calle a una vez por semana, de acuerdo al número de placa.

El horario de atención al público, en entidades públicas, bancarias y otras se extenderá de 06.00 a 18.00.

El horario de prohibición de circulación se mantiene: de las 19.00 y las 05.00.

Los permisos e esparcimiento para menores de 18 años y mayores de 65 se mantienen en los horarios y tiempos permitidos, solo que se flexibilizan los días, es decir que las salidas se efectuarán de lunes a domingo.

Los niños siempre deben salir con sus padres o un adulto no mayor a 65 años como responsable y podrán estar en la calle solo por dos horas, de lunes a viernes.

El epidemiólogo Taboada aseguró que el estricto cumplimiento de estas disposiciones garantizará que la cuarentena dinámica sea exitosa y no se genere una elevación descontrolada de casos de coronavirus.

“Si hubiera un aumento descontrolado de contagios, la curva va ascender sin control y nuestro sistema de salud se vería colapsado. Si hay disciplina habrá un pequeño aumento, pero este podrá ser controlado”, aseguró el galeno.

Taboada aseguró que la cuarentena dinámica no implica necesariamente un camino de retorno a la normalidad, y que este estado solo se recuperará una vez que se haya descubierto, producido e inmunizado a la población con la vacuna contra el coronavirus.

Infografía: Franz Rosas.