Ochocientos cuarenta bolivianos que se albergan en el Liceo A-7 de la ciudad de Iquique-Chile desde el 12 de abril están a la espera de poder retornar a Bolivia una vez que termine la cuarentena por la prevención de expansión del virus COVID-19. (Foto: APG).

Bolivia y Chile coordinan tareas para repatriar cientos de compatriotas

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

La coordinación entre las cancillerías de Bolivia y Chile está en marcha para resolver la situación de los más de 800 bolivianos que fueron trasladados de Colchane a Iquique, el domingo y lunes pasado, antes de ingresar al país para prevenir contagios de coronavirus.

El canciller chileno, Teodoro Ribera, desde Santiago, abordó nuevamente la situación de los connacionales que permanecen en esa ciudad del norte chileno para retornar al país a través de Pisiga.

Ribera dijo que Chile, según informa La Tercera, por razones humanitarias organizó un protocolo para trasladar a los bolivianos hasta Iquique a fin de cumplir una cuarentena de siete días en el Liceo A7.

“Lo que hemos acordado con las autoridades bolivianas es que las personas que están en Chile haciendo cuarentena, esos días sean reconocidos cuando lleguen a Bolivia. O sea, que quienes hagan cuarentena en Iquique sean llevados a territorio boliviano, a Pisiga, y cumplan otros siete días de cuarentena”, añadió.

Algunas autoridades bolivianas, entre ellas el director nacional de Migración, Marcel Rivas, denunció que entre los que intentan ingresar se encuentran militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), que buscan romper la cuarentena y que se propague la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, en el marco de lo acordado entre ambos gobiernos se procederá a repatriar a los bolivianos que residían en territorio chileno, y antes de retornar a sus regiones permanecerán otros siete días en cuarentena en Pisiga.