Vecinos de Villa Sudamericana bloquean el acceso a sus instalaciones por la llegada 155 connacionales de Chile que cumplen aislamiento en Cochabamba

Bolivia Digital

La Defensoría del Pueblo insta a la población a colaborar y permitir que los bolivianos que llegaron de Pisiga, Chile, puedan albergarse en los sitios establecidos por las autoridades para que permanezcan en cuarentena en cumplimiento del Decreto Supremo 4199 de control y prevención del coronavirus COVID-19.

Este martes, arribaron al país 360 bolivianos que pernoctaban en la población de Pisiga , de donde prácticamente fueron echados por las autoridades de ese país. Los nacionales fueron transportados a la Villa Olímpica de Cochabamba y a la sede de la Junta de Vecinos de Alto Següencoma en La Paz; sin embargo, en ambos sitios tropezaron con ciudadanos que pretendían rechazarlos.

“Personal de la Defensoría del Pueblo se ha desplazado a ambos lugares para velar por el cumplimiento de los derechos humanos de los compatriotas. En la Villa Olímpica se evidenció que se habían tomado todas las medidas de bioseguridad con el respaldo del Servicio Departamental de Salud y de la Policía Nacional y las gestiones de otras organizaciones para el paso de alimentos para los repatriados”, informó la Defensora del Pueblo, Nadia Cruz.

La autoridad indicó que en Alto Següencoma gracias al entendimiento y posición de la junta de vecinos, se explicó a quienes se oponían al albergue de los nacionales, que todos ellos fueron traslados con las medidas de bioseguridad pertinentes. La Defensoría del Pueblo, dijo Cruz, destaca la solidaridad de los dirigentes de esta junta vecinal.

En La Paz, los albergados estaban siendo evaluados y controlados por personal del municipio, del Sedes y de la Policía Nacional.

En ambos casos, es decir en La Paz y Cochabamba, las autoridades informaron que las personas recién llegadas serán evaluadas médicamente y posteriormente trasladadas a otros albergues para cumplir con la cuarentena.