La exalcaldesa es investigada por el caso Ítems Fantasma. (Foto: Archivo Wilkipedia)

• Redacción Central /

La exesposa de Antonio Parada, Valeria Rodríguez, denunció el ilícito de 800 ítems fantasma en la Alcaldía de Santa Cruz y no el Movimiento Al Socialismo (MAS), por lo que se descarta una persecución política, aseguró ayer el analista político Hugo Ernesto Salvatierra.

En declaraciones al programa Contragolpe de la Red Patria Nueva, descalificó las acusaciones de concejales de Comunidad Ciudadana (CC) y de la exalcaldesa Angélica Sosa, en su afán de responsabilizar al Gobierno, así como el silencio de los denominados defensores de Santa Cruz, que entre 2019 y 2020 denunciaban que ese departamento estaba siendo robado, pero ahora no dicen nada sobre el daño económico de al menos Bs 40 millones al año, “les roban en sus narices y todingos calladingos”.

El analista también reprochó el rol de los medios de comunicación, dijo que el periódico El Deber “no hace publicaciones al respecto”, así como Carlos Valverde, que le saca la mugre a todos, no dice nada sobre los ítems fantasma porque la actual esposa de Antonio Parada (Luisa Nayar) es su sobrina, se suma al silencio “cuando los cambas roban a los cambas”.

En ese contexto, Salvatierra dijo que todos los concejales desde la gestión 2004 deben ser investigados, porque como fiscalizadores tenían la obligación de identificar esas irregularidades.

Apuntó a que Antonio Parada trabajó 16 años en el Gobierno Municipal cruceño con un salario de Bs 3 mil, hasta Bs 16 mil, hizo una carrera política y de funcionario público.