Una multitudinaria concentración en Cochabamba demuestra la unidad del pueblo boliviano. (Foto: Archivo)

•  Luis Fernando Cruz /

La unidad del pueblo boliviano en rechazo al autoritarismo, la corrupción, la falta de políticas para hacer frente al Covid-19, la clausura del año escolar, la crisis económica y la corrupción a la que sumió el país el régimen de Jeanine Añez, ha resignado a los frentes políticos de oposición a una inminente derrota en las elecciones presidenciales de 2020.

A pesar de una millonaria e intensa campaña de desinformación y mentiras contra el binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes, a través de las redes sociales y los medios de comunicación privados, la decisión de la mayoría nacional para recuperar la democracia y el proceso de cambio el domingo 18 de octubre quedó intacta.

Carlos Mesa, Candidato CC

FRACASO

Después del golpe de Estado, en octubre de 2019, líderes de las plataformas, los sectores altos de la sociedad, la Iglesia Católica y el Conade exigieron a los partidos políticos de derecha, extrema derecha y conservadores conformar una sola coalición electoral con miras a las elecciones presidenciales de 2020.

Seguros de haber derrotado al MAS, la ambición de poder político y las demandas de cotas llevaron al fracaso una posible coalición y se presentaron por separado a la pugna por la silla presidencial.

Aunque Jeanine Añez aseguró que su misión sólo era convocar a la elección en tres meses, sorprendió a sus aliados presentando su candidatura junto a Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (UN). La alianza de los que planificaron el golpe de Estado terminó de quebrarse. Los responsables de la violencia, el incendio de los tribunales electorales y la violación de los derechos humanos, Luis Fernando Camacho y Marco Antonio Pumari, también se presentaron.

“Porque Arce no es otra cosa que Morales, y Morales never in the life”, Mesa.

Luis Fernando Camacho, candidato de Creemos

Así como el que convocó a la desobediencia civil y a la movilización nacional en octubre de 2019, Carlos Mesa por Comunidad Ciudadana (CC), Chi Hyun Chung por el Frente Para la Victoria (FPV), entre otros.

PÉSIMA GESTIÓN

La desastrosa gestión del régimen de Añez, la corrupción, el nepotismo en medio de la pandemia y la crisis económica fue detonante para el inicio de movilizaciones sociales y rechazo a los aliados del golpe de Estado. En medio del sufrimiento del pueblo boliviano, los viejos políticos que retornaron al poder no perdieron tiempo para robar las arcas de los bolivianos. En 11 meses se sucedieron innumerables cambios de ministros y autoridades, el régimen de Añez demostró que las fuerzas políticas de oposición no saben gobernar.

“Somos los que derrocamos al autoritarismo en 2019”, Camacho.

Chi Hyun Chung, candidato FPV

RESIGNACIÓN

El 40% de preferencia electoral para el Movimiento Al Socialismo, según la última encuesta publicada, ahondó la crisis en los frentes de oposición con acusaciones mutuas por el fracaso de concretar una sola coalición para hacer frente al binomio Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes.

Una intensa campaña de desinformación con mentiras por los medios de comunicación privados y las redes sociales contra el MAS, en un intento de restarle votos, no prosperó y reflejó resignación en las fuerzas de derecha, de extrema derecha y de los conservadores ante una inminente derrota en las elecciones presidenciales del domingo 18 de octubre de 2020.

“Pedimos al señor Arce que decline su postulación”, Chi Hyun Chung.

linkedin