Ciuadanos iraníes caminan con barbijos en una calle de Teherán, (Foto: France 24)

Infobae / Bolivia Digital

Cientos de iraníes murieron por intoxicación luego de ingerir un compuesto químico que fue difundido en las redes sociales como una “solución” para combatir elCOVID-19.

Se trata del metanol o alcohol industrial, que fue ingerido por miles de personas e ese país y provocó el deceso de al menos 300.

Miles de falsos mensajes enviados una y otra vez a través de las redes sociales, daban cuenta de un supuesto maestro británico y otros expertos que presuntamente se habían curado del coronavirus tomando whisky y miel.

Como la venta de alcohol es penada en ese país, y no todos pueden comprar las bebidas por contrabando, miles de iraníes creyeron fatalmente que beber ese líquido de alta resistencia mataría el virus si éste se encontraba presente en sus cuerpos, de acuerdo a South China Morning Post.

Las autoridades iraníes indicaron que la mayoría de los que se contagiaron con el virus y además consumieron esta sustancia se encuentra en grave estado de salud.

En dicho país islámico está prohibido beber alcohol y aquellos que lo hacen son severamente castigados. “El virus se está propagando y la gente se está muriendo, y creo que son aún menos conscientes del hecho de que existen otros peligros. Cuando sigan bebiendo esto, habrá más personas envenenadas”, advirtió el doctor Knut Erik Hovda, toxicólogo en Oslo que estudia el envenenamiento por metanol.

Varias docenas de iraníes enfermaron solo por beber alcohol que contenía metanol en la provincia de Khuzestan, en el suroeste del país y su ciudad sureña de Shiraz. Videos transmitidos por los medios de ese país mostraron a pacientes hospitalizados conectados con diferentes vías a sus brazos para salvarles la vida.