El viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas, en la entrega de los víveres. (Foto: Ministerio de Justicia)

Bolivia Digital

El Ministerio de Justicia, en coordinación con el área social del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima (Sepdavi) y Gestión Social de la Presidencia; entregó este sábado harina, leche, arroz, frazadas, sábanas y otros productos a la familia de Esther, la niña de nueve años que fue asesinada el pasado fin de semana en El Alto. También se hizo un compromiso de acompañar a la madre en todos los procesos necesarios del caso.

“Entendemos las necesidades que ustedes están pasando, sabemos que atraviesan momentos muy duros y estamos acá para hacer este pequeño aporte. A nombre de la presidenta Jeanine Áñez les hago llegar la total solidaridad y compromiso de que esto no va a terminar acá, seguiremos con las investigaciones hasta dar con el último responsable, de eso tenga la plena seguridad”, expresó el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas.

El área social del Sepdavi, dependiente del Ministerio de Justicia, y Gestión Social de la Presidencia, encabezado por Carolina Rivera, hija de la presidenta Jeanine Áñez, entregaron galletas, aceite, latas de atún, refrescos, harina, fideo, avena, leche, arroz, azúcar, agua, mantas, frazadas, sábanas y sandalias a Yola C. y sus hijos.

La progenitora agradeció la ayuda en víveres y alimentos, y pidió a las autoridades continuar con el apoyo a la familia.

“Agradezco a la Presidenta y al Ministerio de Justicia por entregarme todo esto, así mis hijos no van a pasar hambre. Por favor sigan apoyándome hasta llegar a lo último, porque todavía queda camino, pido que se haga justicia”, manifestó.

El crimen de Esther ocurrió mientras su mamá salió a vender fruta para el sustento diario. El 9 de julio, Zenón Manzaneda Juchani (42) confesó el delito, se sometió a un juicio abreviado y fue sentenciado a 30 años de prisión.

Los abogados del Sepdavi se hicieron cargo del caso y se constituyeron en la defensa legal de la progenitora y sus hijos, además, el Ministerio de Justicia activó los servicios de apoyo psicológico y social para la familia.