César Salinas (izq.) y el entrenador César Farías. Tienen una charla pendiente. (Foto: Prensa FBF)

La Paz / Bolivia Deportes

Si las Eliminatorias sudamericanas no arrancan este año, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) anuncia que replanteará la parte técnica de la Selección, y también su relación contractual con el entrenador César Farías.

El torneo de selecciones, que debía arrancar a fines de marzo, fue suspendido hasta fin de año y, es probable, que dada la situación generada por la pandemia del coronavirus, sea recorrido para 2021.

Según Rolando Aramayo, director de la FBF, sí habrá un replanteamiento en el trabajo de la Selección y, por otro lado, se le pidió al presidente César Salinas, que dialogue con el técnico Farías sobre su contrato.

“Hay un contrato con el profesor que se tiene que cumplir, sin embargo conociendo la amplitud que tiene, seguro habrá un nuevo acuerdo en el trato económico”, refirió.

Hasta el momento Farías no se pronunció sobre un posible recorte en su sueldo y se informa más bien que trabaja en “forma silenciosa” y virtual con los futbolistas seleccionables.

La dirigencia de los clubes considera que, si se les está pidiendo a los futbolistas bajar sus sueldos estos meses, se debería hacer lo mismo con César Farías, cuyo salario está por encima de los 50 mil dólares.

En Uruguay se rompió contrato con Óscar Tabárez, igual en Panamá con Américo Gallego, debido a las federaciones tienen dificultades económicas. Otros entrenadores han aceptado recortar sus sueldos estos meses sin fútbol.

“No es conveniente hacer comparaciones con otras federaciones, cada una tiene su realidad. Creo que en la próxima reunión del Comité Ejecutivo vamos a conocer cómo le fue a Salinas con el profe Farías”, señaló Aramayo.

El directivo es consciente de la difícil situación por la que pasan las instituciones de fútbol, como los clubes. “La pandemia trajo un golpe económico y es algo que lo debemos sobrellevar entre todos. Los jugadores y los técnicos son importantes, pero no sin los clubes”.

Contó que la FBF espera que todo pase, pero considera que igual será difícil afrontar el después. “Creo que debemos unirnos, no dividirnos, porque hay que salvar el momento y estar preparados para que empiece la reactivación económica del fútbol”.