Imagen referencial.

Bolivia Digital

El confinamiento que cumplen los ciudadanos bolivianos en sus domicilios, en el marco de la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, incrementó los hechos de violencia doméstica; muchas mujeres y niños son agredidos a menudo y no pueden acudir a oficinas policiales para realizar las denuncias correspondientes.

En ese sentido, desde mediados de marzo hasta el 14 de mayo se reportaron 2.771 casos de violencia a escala nacional, una cifra muy elevada en comparación con igual período de gestiones anteriores.

A tiempo de celebrar el Día Internacional de la Familia y recordar la importancia de la convivencia pacífica, el coronel Juan Carlos Alarcón, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV), informó que hasta la fecha se reportaron 12.419 casos de violencia a escala nacional, por ello se incrementan a diario las tareas de sensibilización y prevención.

La comunidad afroboliviana no quiso quedar al margen de la lucha contra la violencia doméstica, es así que el grupo Sayande compuso una canción para generar mayor sensibilización.

“Este sector de la población representa un ejemplo porque de las 47 comunidades asentadas en los Yungas, 15 mantienen la originalidad en razón de cultura y son ejemplo porque no denotan violencia. Ellos son ejemplo de familia y es el ejemplo que quieren compartir”, manifestó.

Asimismo, expresó su preocupación por los casos de feminicidio, que ya suman 41 en el país desde el 1 de enero, de los que 10 se cometieron durante la cuarentena, por eso pidió a la ciudadanía denunciar cualquier acto violento.

“Todos tenemos la obligación de denunciar casos de violencia y para ello se cuenta con la línea 800 14348, que recibe cualquier denuncia”, dijo.