Fraternidades participarán hoy en la entrada folklórica. Los danzarines mostrarán la riqueza cultural del país.

• Estéfani Huiza Fernández /

La festividad de Ch’utillos muestra su majestuosidad a Bolivia y al mundo después de dos años debido al Covid-19. Ayer se celebró la entrada autóctona donde participaron más de 90 grupos. Hoy los bailarines mostrarán la riqueza cultural del país en una entrada folklórica que reunirá a más de 40 fraternidades.

Según los espectadores de la entrada autóctona de Ch’utillos, ahora hay más organización en el evento, pues este año se postula como Patrimonio Inmaterial ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés).

“Este es un año excepcional porque está en curso la postulación de Ch’utillos, la fiesta de San Bartolomé, al registro del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, regido por la Convención de París de 2003. En esta postulación, varias instituciones del sector público y del privado han trabajado a lo largo de varios años”, manifestó el vicepresidente del Comité Nacional de la Memoria del Mundo, Daniel Oropeza, al diario local El Potosí.

El Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización informó este año que junto a autoridades departamentales y locales de Potosí se postuló a la festividad de Ch’utillos como Patrimonio de la Humanidad ante la Unesco.

La ministra de Culturas, Sabina Orellana, resaltó la importancia de postular a la festividad religiosa potosina en honor a San Bartolomé, más conocida como Ch’utillos. “Los esfuerzos de todas las autoridades se tienen que enfocar en Ch’utillos”, sostuvo.

Este año, tras dos años sin entradas de Ch’utillos, Potosí vuelve a vivir su festividad, marcada no solo por el regreso de las fraternidades y espectadores a la ruta de las entradas, sino que este año es especial debido a que la festividad postula a patrimonio inmaterial ante Unesco. FOTO/Erland YUCRA/APG

Orellana además posesionó a un comité impulsor para el proceso de postulación, cuya labor contribuirá al objetivo de valorar y preservar la riqueza de la diversidad cultural del Estado Plurinacional de Bolivia.

El investigador potosino Ivert Elvis Fuertes sostuvo que la festividad de Ch’utillos es una manifestación cultural que tiene sus orígenes en la devoción a un antiguo adoratorio preincaico ubicado en la quebrada de Mullu Punku, llamada también quebrada de San Bartolomé, La Puerta o Cueva del Diablo, a 10 kilómetros de la ciudad de Potosí, en el municipio de Yocalla.

“Los habitantes de esas tierras adoran en Mullu Punku a una deidad que se encuentra extendida a lo largo de la Cordillera de los Andes y ofrece mullos o restos de caracolas conocidas como espóndilos que eran objetos sagrados que fueron hallados en ese lugar”, indicó Fuertes.

En 1589, la orden jesuita entroniza en la quebrada de Mullu Punku las imágenes de San Bartolomé y después la de su fundador, San Ignacio de Loyola, con el objetivo de eliminar esa celebración andina. Sin embargo, con el paso del tiempo, esa manifestación cultural crece y se convierte en una fiesta pagano-religiosa que gira en torno a San Bartolomé y San Ignacio, lo que ahora conocemos como Ch’utillos, agregó.

Orígenes precolombinos

El investigador Roy Youdale durante el periodo 1990-1991 hizo un trabajo de campo sobre la festividad en la ciudad de Potosí. En su investigación revela que durante mucho tiempo la fiesta fue urbana en cuanto a su lugar de celebración, la ciudad de Potosí. Como tal, el evento fue adquiriendo varias características que lo diferencian de las otras festividades campesinas.

“La fiesta tiene sus orígenes en los tiempos precolombinos y combina elementos de tres culturas —la aymara, la quechua y la española—. Hay un pueblo como a tres kilómetros de Potosí que se llama Cantumarca (en aymara pueblo del extremo)”, sostiene Youdale en su artículo titulado La fiesta de San Bartolomé o de los Ch’utillos de la ciudad de Potosí: Música y danza en una fiesta citadina andina.

Además Youdale sostiene que la versión más antigua del origen de la fiesta viene del siglo XVI (Torres 1990), asegura que la gente del pueblo tenía un santuario dedicado a una deidad identificada con el demonio, a quien hacía ofertas y sacrificios para que le diera respuestas a sus consultas, como una especie de oráculo griego.

“Llegados los jesuitas a Potosí a fines del siglo XVI, un cura fue al sitio del santuario —dos peñas de una quebrada— y construyó un altar y una capilla dedicados a San Bartolomé para ahuyentar al diablo”, agregó.

HISTORIA

La fiesta de Ch’utillos es una manifestación tradicional que tiene sus orígenes en la devoción a un antiguo adoratorio preincaico ubicado en la quebrada de Mullu Punku, llamada también quebrada de San Bartolomé.

En 1589, la orden jesuita entroniza en la quebrada de Mullu Punku las imágenes de San Bartolomé y después la de su fundador, San Ignacio de Loyola, con el objetivo de eliminar esa celebración andina. Sin embargo, con el paso del tiempo esa manifestación cultural crece y se convierte en una fiesta pagano-religiosa que gira en torno a San Bartolomé y San Ignacio.

Los habitantes de esas tierras adoran en Mullu Punku a una deidad que se encuentra extendida a lo largo de la Cordillera de los Andes y ofrece mullos o restos de caracolas conocidas como espóndilos que eran objetos sagrados que en ese lugar fueron hallados.

La festividad se celebra por cuatro días. Durante esas jornadas se muestra la diversidad de danzas folklóricas de todo el país.

Este año, tras dos años sin entradas de Ch’utillos, Potosí vuelve a vivir su festividad, marcada no solo por el regreso de las fraternidades y espectadores a la ruta de las entradas, sino que este año es especial debido a que la festividad postula a patrimonio inmaterial ante Unesco. FOTO/Erland YUCRA/APG

Según el investigador Ivert Elvis Fuertes, la primera entrada de Ch’utillos se registró en 1985. Un afiche difundido en el periódico El Siglo del 21 de agosto de 1985 así lo demuestra.

“La imagen es lo más importante que esta festividad tiene: jinetes que cabalgaban hacia la localidad de San Antonio La Puerta, donde se veneraba a San Bartolomé”, sostuvo.

Bolivia TV transmitirá hoy la entrada folklórica de Ch’utillos

La festividad de Ch’utillos será emitida por las ondas del canal estatal Bolivia TV.

El canal del Estado transmitirá de forma directa la entrada folklórica de Ch’utillos para promocionar la festividad que se postula como Patrimonio de la Humanidad ante la Unesco.

La señal de Bolivia TV abarca a 55 países del mundo, adonde llegarán las imágenes de la majestuosidad de la fiesta. Además sus 376 repetidoras también transmitirán la señal en todo el país.

La festividad fue transmitida por el mismo canal en otros años, lo que permitió un encuentro de culturas entre países de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, de esa manera se difundieron y promocionaron las danzas, trajes y música autóctona.

Después de dos años, la riqueza cultural de los Ch’utillos volverá a mostrarse ante el mundo por la señal de Bolivia TV, lo que genera gran expectativa entre los bailarines y las fraternidades, quienes mostrarán elegantes coreografías al mundo.

Este año, tras dos años sin entradas de Ch’utillos, Potosí vuelve a vivir su festividad, marcada no solo por el regreso de las fraternidades y espectadores a la ruta de las entradas, sino que este año es especial debido a que la festividad postula a patrimonio inmaterial ante Unesco. FOTO/Erland YUCRA/APG